Hacia un nuevo orden financiero

El mercado interbancario da una tímida señal de recuperación

La batería de medidas aprobadas el pasado fin de semana por los líderes europeos para garantizar la liquidez y solvencia ha surtido por fin efecto. Ayer, los tipos de interés en el interbancario registraron ligeras bajadas: el euríbor a tres meses pasó del 5,38% al 5,31% y el líbor bajó al 4,75%, frente al 4,81% anterior.

El mercado esperaba un plan de choque coordinado y el Eurogrupo no decepcionó el pasado domingo al poner a disposición todos los fondos públicos que sean necesarios para conseguir restaurar la confianza en el sistema financiero. Con este histórico compromiso, los líderes europeos esperan que el mercado interbancario, colapsado desde hace meses, vuelva a funcionar.

La respuesta ha sido positiva. El euríbor a tres meses cotizó en el 5,31%, frente al 5,38% del día anterior, mientras que el año, índice al que están referenciadas más del 90% de las hipotecas en España, pasó del 5,48% al 5,42%. Se trata de las mayores caídas desde el pasado enero. El descenso más brusco se produjo en el plazo de una semana, que retrocedió al 4,36% (el viernes estaba en el 4,62%). El líbor a tres meses, tipo al que se prestan las entidades en el mercado londinense, se situó en el 4,75%, seis puntos básicos por debajo del viernes.

'Han ido al origen del problema y con todas las medidas que se pueden tomar. Se inyectará dinero al sistema, se nacionalizarán bancos... Poco más se puede hacer. El inconveniente es que si no da resultado ya no quedan muchas más soluciones', afirma David Cano, socio-director de AFI. Este experto añade que se van a necesitar varias semanas para que las aguas vuelvan a su cauce y los índices de referencia del interbancario bajen hasta aproximarse al tipo de intervención del BCE (lo normal sería que el euríbor se instalara en el 4%, un cuarto de punto por encima del oficial). 'No es sólo una cuestión de liquidez, sino también de confianza'. AFI opina que el BCE tiene aún margen para recortar el precio del dinero hasta el 2,5%.

Hasta el pasado fin de semana, los bancos centrales habían emprendido acciones conjuntas, como anunciar por sorpresa un recorte de tipos de medio punto o inyecciones diarias de miles de millones, que no habían tenido el impacto deseado en los mercados.

Subastas sin límites

Pero ahora la consigna entre las autoridades es no escatimar esfuerzos para evitar que la situación se enquiste. En esta línea, ayer la Fed y el BCE, junto a otros bancos centrales, anunciaban una medida sin precedentes al asegurar que garantizarían la financiación, de manera ilimitada, a través de subastas a 7, 28 y 84 días a un tipo de interés fijo. La primera será este miércoles. A ello se suman los planes de rescate aprobados por los diferentes Gobiernos europeos, dispuestos a entrar en el capital de las entidades y a avalar sus emisiones de deuda durante los próximos meses.

Los expertos coinciden en que se tardará algún tiempo en recobrar la normalidad. 'Un préstamo interbancario es un activo ilíquido y está en desventaja, por ejemplo, con un pagaré del mismo banco, ya que este último se puede descontar en el BCE', explica José Carlos Díez, de Intermoney. Añade que una alternativa sería utilizar los denominados depósitos interbancarios transferibles, un instrumento creado por el Banco de España similar a un pagaré. Díez señala que si se permitiera que se pudieran utilizar como colaterales (títulos que respaldan la solicitud de fondos) ante el BCE bajaría la prima de riesgo con el euríbor.

Las primas de riesgo se relajan y retroceden desde sus máximos históricos

Los termómetros que alertan del riesgo que perciben los inversores sobre los mercados bajaron ayer su temperatura. El índice Ted Spread, que mide la brecha entre la rentabilidad del líbor a tres meses en dólares y las letras del Tesoro americano a este mismo plazo, descendió desde los máximos históricos del viernes, alcanzados en 463 puntos básicos, hasta los 456 puntos básicos. Antes de la quiebra del estadounidense Lehman Brothers, a mediados del pasado mes de septiembre, este spread cotizaba en 135 puntos básicos y el pasado martes en 355 puntos básicos. En Europa, el índice Itraxx Crossover, que refleja la prima de riesgo entre la deuda pública y los bonos de alto rendimiento de 50 compañías, también replegó velas. Bajó 30 puntos básicos, hasta situarse en 700 puntos básicos, después de haber rozado su récord el viernes en 750 puntos básicos.

Un paso de gigante para que se vuelvan a abrir los mercados de capitales

El respaldo público a las emisiones de deuda de la banca es un paso de gigante para que se vuelvan a abrir los mercados de capitales. En los últimos meses ningún emisor se ha atrevido a lanzar una operación, debido a las reticencias de los inversores a hacerse con un papel cuya solvencia esta en entredicho. 'Si se estabiliza el interbancario, saldrán emisiones en unas semanas', comenta un experto de mercado de capitales. 'El primer país en dar el paso será Reino Unido, ya que varias agencias de rating ya han calificado de triple A la deuda que esté garantizada por el Estado', añade. En el caso de la zona del euro, además, sus Estados miembros se han comprometido a avalar todas las emisiones que salgan en los próximos 18 meses, con unos vencimientos de hasta cinco años frente a los tres de máximo en Reino Unido. La incógnita es a qué precio se colocarán estas primeras emisiones.

Lehman Brothers

El vencimiento de los credit default swaps de Lehman el viernes se resolvió sin incidencias, según señaló ayer la asociación de derivados estadounidense. El mercado temía que alguna de las contrapartidas no pudiera hacer frente a los pagos.