Crisis económica

La Agencia de la Energía cree que la crisis hundirá la demanda

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) redujo ayer sus previsiones de crecimiento de la demanda de energía hasta su nivel más bajo desde 1993. La organización que reúne a los principales países consumidores de energía cita como causas a la debilidad económica y a la crisis de liquidez.

La AIE prevé para 2008 una demanda de energía de 250.000 barriles por día, cifra que contrasta con los 400.000 barriles que pronosticaba en su anterior informe mensual. También reduce los 690.000 barriles que preveía para 2009 hasta 190.000.

Además, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) confirma una "fuerte ralentización" de las perspectivas de crecimiento en la zona euro y en el G-7 (Japón, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Canadá y EE UU) según el indicador de agosto publicado ayer.

Los datos más recientes de los países que no pertenecen a la OCDE auguran una inflexión en China y Rusia, una ralentización en India y una expansión de las perspectivas en Brasil.