OPV

Deutsche Bahn retrasa su salida a Bolsa por la inestabilidad en los mercados

El gobierno alemán confirmó hoy el retraso en la salida a Bolsa de la empresa alemana de ferrocarriles Deutsche Bahn, inicialmente prevista para el día 27 de octubre, por la inseguridad en los mercados financieros.

Ante la "extrema inseguridad" de los mercados se ha optado por postergar la privatización parcial "a la espera de que haya mejores perspectivas y para garantizar que se obtendrá un precio justo", indicaron fuentes del ministerio de Finanzas.

La salida a Bolsa no se cuestiona y se seguirá "consecuentemente" con los preparativos para la operación, indicó el ministro, Peer Steinbrück, según el cual ésta se concretará "en cuanto la situación de los mercados lo haga posible". Anteriormente, la edición online del diario Financial Times Deutschland había avanzado que la privatización parcial se postergaba "como muy pronto hasta noviembre". La compañía ha declinado hacer comentarios al respecto, pero anunció una rueda de prensa para última hora de la tarde.

Steinbrück ya expresó este fin de semana sus dudas acerca del momento para la salida a Bolsa de la compañía ante la "extrema dificultad" de encontrar en estos momentos inversores dispuestos a pagar un precio razonable por las acciones de la compañía. El precio de la acción no ha sido aún fijado.

El pasado 26 de septiembre, el jefe de Deutsche Bahn, Hartmut Mehdorn, declaró que la compañía mantendría la fecha de salida a bolsa pese a las turbulencias del mercado. La presencia en el mercado de valores Deutsche Bahn se producirá a través de su filial DB Mobility Logistics, de la que inicialmente se pondrán a la venta el 24,9 de las acciones. Los inversores privados en Alemania podrán optar a esos títulos a partir del 15 de octubre, fecha en la que se iniciará un concurso de oferta internacional para inversores institucionales.

Las acciones de DB Mobility Logistics cotizarán en el mercado regular (Prime Standard) de la Bolsa de Fráncfort, aunque no se descarta un ingreso posterior en los índices MDAX o DAX. El pasado 25 de junio, el consejo de vigilancia de los ferrocarriles alemanes aprobó con el Gobierno germano el contrato de privatización parcial de la compañía y la salida a bolsa.

El presidente del gremio de supervisión de la empresa alemana, Werner Müller, declaró entonces que con este contrato se lograron las condiciones estructurales y legales fundamentales para la privatización de un 24,9 por ciento.

El llamado contrato de privatización establece el marco en el que los inversores privados pueden participar en la filial DB Mobility Logistics. La privatización parcial afectó únicamente al transporte de mercancías y pasajeros, mientras la red viaria, las estaciones y el suministro energético continuarán en poder del Estado.