Hacia un nuevo orden financiero

Solbes no ve entidades españolas en peligro pero descarta que el país esté "protegido frente a todo"

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, no ve ninguna entidad financiera española en peligro "en este momento", aunque considera que "hay instituciones que lo están pasando peor que otras".

"De ahí sacar la conclusión de que estamos protegidos frente a todo y que no va a suceder nada sería excesivamente osado por mi parte. Estamos en un excelente punto de partida, aunque sé que hay instituciones que lo están pasando peor que otras", declaró Solbes en una entrevista que hoy publica el diario El Mundo.

El vicepresidente económico reconoce no obstante que es "preocupante" el "espectacular y rapidísimo" aumento registrado por la tasa de morosidad de los bancos.

Ante esta coyuntura apunta que lo "único que se debe y tiene que hacer es pedirle al Banco de España que dentro de sus competencias de supervisión sea lo más riguroso posible y realice el mayor trabajo posible en términos de seguimiento de las instituciones".

En cuanto al plan de rescate aprobado en Estados Unidos, Solbes considera que hay que "dar la bienvenida" al proyecto en su conjunto. En su opinión, "no hay ningún país que pueda permitir que el sistema financiero se colapse". "Eso es tanto como colapsar el país", apuntó.

En el plano de los ahorradores y su protección frente a eventuales problemas, el vicepresidente económico estima que puede ser "útil" una posible subida del límite establecido en el Fondo de Garantía de Depósitos (20.000 euros) y avanzó que España participará si se da una iniciativa europea en este sentido.

Por contra, rechaza ayudas para el pago de las hipotecas. "Cuando eliges un tipo variable es muy difícil pensar que otros te compensen por una decisión por la que se podía haber elegido un tipo fijo para cubrirse. Hemos dado liquidez dentro de lo que hemos podido", indicó.

"No vienen meses peores"

En este sentido, el ministro de Economía considera que "no necesariamente vienen meses peores". "Quien tiene una hipoteca o quien tiene que hacer frente a unos pagos no lo va a tener más complicado en los próximos meses. No sé si es el momento más bajo de la crisis, pero sí un momento muy bajo", aseguró.

En la misma línea, insistió en que, según todas las instituciones internacionales, "España debería tocar fondo en el primer semestre de 2009 y empezar a remontar en el segundo". "2010 todavía será un año de crecimientos por debajo del 3%, pero nuestra idea es intentar volver entre el 2010 y el 2011 a un crecimiento del 3%, que es el potencial de esta economía", explicó.

En la entrevista, y ante esta coyuntura, el vicepresidente económico mostró su deseo de poder alcanzar "el consenso más amplio posible en política económica" con el PP. Además, avanza que no seguirá como ministro en una posible próxima Legislatura, aunque afirma no arrepentirse de haber continuado en la presente, pese a no saber "lo compleja en que iba a convertirse la situación".