Oferta

El grupo familiar Bartibás lanzará una opa sobre el 100% de Inbesòs a 4,60 euros por acción

El grupo familiar Bartibás, grupo de accionistas de referencia de Horcona y Nyesa que posee el 96,1% de Inbesòs, ha presentado una oferta obligatoria de 4,6 euros por acción dirigida a los accionistas minoritarios del grupo que controla. Los títulos de la inmobiliaria se cambian a 4,35 euros, por lo que la oferta supone un 5% de prima respecto al cierre de hoy.

En un comunicado a la CNMV Bartibás informa que la oferta está dirigida al 3,88% del capital social del grupo que no posee.

Según la comunicación remitida por la familia aragonesa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la oferta se dirige de forma efectiva a un total de 5,8 millones de títulos, si bien dos accionistas de Inbesòs que controlan conjuntamente el 2,19% del capital se han comprometido a no acudir a la opa.

La constructora aragonesa Horcona estaba obligada a lanzar esta oferta por los minoritarios de Inbesos tras hacerse con más del 90% del grupo al suscribir una ampliación de capital que Inbesòs se vio obligada a efectuar para sobrevivir al difícil momento que atraviesa el sector inmobiliario.

Tras la liquidación de la oferta, que deberá ser autorizada por la CNMV, los Bartibás se comprometen a adoptar la medidas necesarias para que Inbesòs siga cotizando en Bolsa. El grupo Horcona ya se encuentra inmerso en la aportación a Inbesòs de sus líneas de negocio basadas en la producción de hormigones, la construcción de obra civil, patrimonio en renta, biocombustibles y desarrollos tecnológicos.

A la inmobiliaria catalana, el traspaso de activos de Horcona le permitirá alcanzar una mayor diversificación geográfica tanto a lo largo del territorio español como en países como Estados Unidos, Portugal, Costa Rica y República Dominicana.

Dentro de este proceso estaba también previsto que el Grupo Biocarburantes y Horcona integrasen sus negocios de biocombustibles para incorporarlos después a Inbesòs, si bien el primero decidió echarse atrás el pasado mes de julio por la crisis del sector inmobiliario y las dificultades para encontrar financiación.