Aplazamiento

Aisa logra retrasar el pago de intereses a sus bonistas con el apoyo de Bankpime

La promotora catalana Aisa logró convencer ayer a sus bonistas, a los que adeuda 1,2 millones de euros en intereses desde agosto, a aplazar hasta un máximo de un año el pago de las cantidades adeudadas. Aisa ofreció como garantías para proceder al pago tres fincas por un total de 26.384 metros cuadrados en la localidad barcelonesa de Arenys de Munt que cuentan con un valor de 5,3 millones de euros. El uso de estas propiedades acaba de ser recalificado de rústico a urbano y se hallan en proceso de parcelación, según explicó el presidente de la promotora, Genís Marfà.

El aplazamiento del pago fue aprobado gracias al apoyo de Bankpime. El banco catalán fue el responsable de comercializar en 2006 la emisión de bonos de Aisa, por 25 millones. Bankpime era portavoz en la reunión de ayer de 5.969 bonos de total de 9.621 que participaron en la junta, celebrada en segunda convocatoria. Fue precisamente el representante de la entidad bancaria y secretario del consejo de Bankpime, Jordi Rodón, quién aceptó en su intervención el aplazamiento a cambio de que Aisa aumentara las garantías, es decir ofrecer tres fincas, una más de las que ofrecían inicialmente los gestores de Aisa.

Los bonistas de Aisa acusaron de mala gestión al presidente de la promotora. Algunos de los presentes no descartaron poner en marcha acciones para pedir responsabilidades a los gestores e incluso entre los asistentes se solicitó cárcel para los directivos.

Pese a las quejas de los inversores, nadie votó en contra de ninguno de los puntos del día, que fueron aprobados con el 38,4% del quórum. Genís Marfà intentó calmar los ánimos de los bonistas asegurando que la intención de Aisa es responde a los pagos antes del 14 de febrero de 2009, aunque la inmobiliaria tiene la posibilidad de prorrogar otros seis meses más dicho vencimiento, hasta 14 de agosto de 2009.

La promotora catalana también ofreció a sus bonistas como contraprestación por el retraso en el pago un incremento del tipo de interés del 5% al 7% en los bonos.

Nuevo revés en el juzgado barcelonés

El Juzgado Mercantil número 5 de Barcelona ha abierto la puerta para que la aseguradora de crédito Asefa vuelva a solicitar el concurso (el equivalente a la antigua suspensión de pagos) para Aisa. En un auto hecho público ayer, el juez rechaza el recurso de reposición que había interpuesto Aisa para frenar la nueva petición de concurso de la inmobiliaria.

Aisa alegó que no tenía sentido volver a solicitar el concurso cuando la propia Asefa, después de que el mismo juzgado mercantil desestimase su pretensiones por primera vez, recurriese la decisión del juez. El juez 'desestima el recurso de reposición' que presentó Aisa, recordando que Asefa lo basa 'en la aparición de nuevos hechos reveladores de insolvencia'.