Partidos políticos

El PSOE arropa a Solbes y pide ayuda a patronal y sindicatos

La Ejecutiva del PSOE cerró filas ayer con el vicepresidente económico, Pedro Solbes, defensor de los Presupuestos estatales más austeros de la última década. La dirección del partido hizo ayer un llamamiento a empresarios y sindicatos para que ayuden al Gobierno a gestionar la crisis económica desde 'un esfuerzo concertado'.

Solbes acudió ayer a la sede federal del PSOE para explicar a su dirección las líneas generales de los Presupuestos estatales de 2009 que hoy entrarán en el Congreso. El vicepresidente hizo hincapié, sobre todo, en el esfuerzo de austeridad y rigor que se refleja en las cuentas del año que viene, un criterio que es exigible 'a todos los poderes públicos'. La dirección del partido tomó nota de la necesidad de repartir 'los costes y los sacrificios de forma equitativa', intención que se demuestra en el crecimiento de un 6% de las pensiones mínimas, de un 25% en las prestaciones por desempleo, de un 33% en la ayuda a la dependencia y de un 17% en las políticas de vivienda.

El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, afirmó ayer después de la reunión que los Presupuestos del año que viene 'no están pensados para resolver la crisis porque su origen no está en las competencias económicas del Estado', sino para 'ayudar a encontrar el camino de la recuperación'. En este contexto, hizo un llamamiento a empresarios y sindicatos para que ayuden al Gobierno a gestionar la coyuntura desde 'un esfuerzo concertado' basado en la 'confianza y la unidad'.

En los próximos días, José Luis Rodríguez Zapatero se pondrá en contacto con el líder de la oposición, Mariano Rajoy, para convocarle a una entrevista y detectar los posibles puntos de encuentro que ayuden a combatir la crisis desde la unidad de los dos principales partidos. Blanco señaló ayer las líneas rojas que en ningún caso sobrepasará un hipotético acuerdo: 'Respeto a los compromisos sociales contraídos por el Gobierno, máxima austeridad e inversión en gasto productivo'.

Fuentes socialistas se muestran muy escépticas sobre la posibilidad de que el diálogo entre Zapatero y Rajoy alumbre algún acuerdo, entre otras razones porque las posiciones de ambos respecto a los Presupuestos del año que viene son antagónicas y también porque la crisis económica es el principal instrumento de desgaste del Gobierno elegido por el PP durante esta legislatura.

José Blanco, pese a todo, pidió a Rajoy que abandone el 'oportunismo cortoplacista y la demagogia'. En la dirección del PSOE preocupa el discurso tan agresivo ensayado desde el PP y el efecto alarma que puede sembrar sobre las instituciones financieras.

Ruiz-Gallardón como ejemplo de mala gestión

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha sido elegido por la dirección del PSOE como un claro ejemplo de mal gestor económico. El vicesecretario general del partido, José Blanco, afirmó ayer que el alcalde madrileño 'bate el récord del despilfarro' y es la antítesis de lo que supone gestionar la economía a favor de los intereses ciudadanos.

'Durante cuatro años, ha derrochado de forma disparatada el dinero de los madrileños y ahora, de forma igualmente disparatada, paraliza todas las obras, todas las políticas sociales y todas las inversiones en la ciudad', señaló Blanco en referencia a Gallardón.

Blanco comparó lo sucedido en el Ayuntamiento con la situación en Valencia: 'Primero provocan la bancarrota y ahora provocan la parálisis', sentenció.