Indicadores

Los ingresos personales de EE UU suben en agosto y los gastos se mantienen sin cambios

Los consumidores estadounidenses limitaron sus gastos en agosto pese a un alza inesperada en los ingresos, según mostró el lunes un informe del Gobierno.

El Departamento de Comercio dijo que el gasto del consumidor estadounidense permaneció sin cambios en agosto tras subir un 0,1% en julio. Los economistas consultados por Reuters esperaban un incremento del 0,2% en el gasto de agosto.

Los ingresos subieron un 0,5% en agosto, revirtiendo la caída del 0,6% de julio y superando el alza del 0,2% que esperaban los analistas.

Los ingresos recibieron un impulso a comienzos de este año con el pago de un reembolso impositivo en el marco de un plan del Gobierno para estimular la economía, pero ese impulso ya se desvaneció casi en su totalidad.

"Estos pagos ahora están acabándose", dijo el Departamento de Comercio. Dado que cerca de dos tercios de la economía estadounidense es impulsado por el gasto del consumidor, y que se han venido perdiendo empleos a un ritmo sostenido desde que comenzó el año, las perspectivas para el consumo en los próximos meses no son prometedoras.

Los datos no tuvieron impacto en los mercados, que están más concentrados en las negociaciones en el Congreso de Estados Unidos para aprobar un plan de rescate que alivie la crisis financiera.

Pese al alza en los ingresos durante agosto, los consumidores no lograron ahorrar más, golpeados por los altos precios de la gasolina. Esto se reflejó en la tasa de ahorros personales, que cayó a un 1%desde un 1,9% en julio.

Además, el informe sugirió que las presiones inflacionarias persisten. El índice de gastos en consumo personal, conocido por sus siglas en inglés de PCE, se ubicó en un 4,5% interanual, apenas por debajo del 4,6% de julio. En tanto, el índice subyacente, que elimina los precios volátiles de los alimentos y la energía, subió un 2,6%, un máximo desde comienzos de 1995.