Karel Lannoo

"El BCE está dando liquidez sin conocer la solvencia de los bancos"

La ausencia de una autoridad comunitaria supervisora ha generado un problema de falta de información en el conjunto del sistema financiero europeo.

En una dinámica de 'incentivos negativos', que ha alimentado la burbuja financiera de la que ahora se empiezan a pagar las consecuencias, uno de los inconvenientes más graves es de la falta de información por parte del sistema bancario. 'El BCE está otorgando liquidez sin conocer la solvencia de los bancos a los que presta el dinero'. Es la opinión de Karel Lannoo, ejecutivo jefe del think tank belga CEPS (Centro de Estudios Políticos Europeos). Lannoo (1961), ostenta el cargo desde el año 2000 y es consejero independiente del holding Bolsas y Mercados Españoles (BME).

El comisario europeo de asuntos económicos, Joaquín Almunia, declaró la semana pasada que la UE trabaja para crear un colegio de supervisores financieros paneuropeo. ¿Qué opina de este anuncio?

Me sorprendieron mucho las declaraciones de Almunia porque hasta la fecha la postura de los ministros del Ecofin el consejo de ministros de Economía de la UE había sido muy clara: aprendamos las lecciones de la crisis, pero no modifiquemos la estructura institucional. Ciertamente, ni británicos ni alemanes han mostrado hasta ahora ninguna voluntad de modificar eso. Pero aparentemente la opinión está cambiando. Habrá que estar atentos a la reunión oficial del Ecofin en octubre.

¿Cree que es necesaria esa superestructura supervisora?

Mi punto de vista es que no se puede avanzar sin cambiar eso. Para el futuro necesitamos trabajar bajo una única estructura supervisora similar a la del BCE. La razón es muy sencilla: los ministros de la UE están cargando cada vez de más tareas a comités como el CESR el comité de supervisores de los mercados de valores o el CEBS su homólogo bancario, cada día les exigen más informes de estabilidad. Al comité CESR le han pedido participar en la autorización para las agencias de calificación. ¡Les están pidiendo algo imposible! En primer lugar, no tienen capacidad, porque estos comités apenas emplean a 10 personas cada uno. En segundo término, no tienen el mandato, la autoridad legal para hacerlo porque son simplemente de carácter consultivo. CESR puede decir algo a la CNMV y cuando los responsables vuelvan a Madrid, simplemente ignorar lo que CESR ha dicho. Es necesaria una estructura mucho más fuerte que armonice los objetivos, el estatus y la independencia de los supervisores.

¿Cuáles son las consecuencias de que eso no esté ocurriendo?

El BCE está dando liquidez a los mercados sin saber sobre la solvencia de los bancos. No hay información supervisora sobre las entidades. ¡Es ridículo! Si existiese una base centralizada de datos financieros, el BCE podría no prestar dinero a entidades sin solvencia garantizada, como Lehman Brothers. ¿Le prestó dinero el BCE? ¿Perdió dinero el BCE? No lo sabremos... Recuerdo cuando empezaron los problemas con Bear Stearns el año pasado. Hubo una reunión en la que la UE reconoció que en el periodo 2002-2007 no se hizo ningún avance en el intercambio de información supervisora. ¡En cinco años! Y uno de los problemas era que, en muchos casos, para suministrar información había que pedir autorización al Gobierno o al Congreso nacional de turno.

¿Afirma entonces que el BCE presta dinero sin conocer la solvencia?

No lo saben. No conocen la solvencia de las entidades financieras.

Pero entonces algo se está haciendo muy mal...

Por supuesto aplican haircuts márgenes. Cuando un banco pide un préstamo de 100 en base al colateral que aporta, lo máximo que va a obtener es 90. En el caso de activos como las cédulas, el margen es más elevado pero debería ser del 40% para proteger al BCE y no está ocurriendo así.

¿Está siendo demasiado generoso el Banco Central?

He hecho preguntas sobre este asunto. He sugerido que eleven los haircuts y la respuesta ha sido: 'No, en tiempos de crisis no podemos cambiar los márgenes, tenemos que dar estabilidad'. Es muy difícil recopilar información. Pongo por caso un banco internacional; si hay que llamar a distintos países para consolidar toda la información, puedes tardar varios días y para entonces puede que sea demasiado tarde.

Hay un problema de...

Información bancaria. Está clarísimo.

¿Qué opina del papel que han jugado los distintos actores en la crisis?

Ha habido muchos malos incentivos. El sistema estaba ganando mucho dinero empaquetando préstamos hipotecarios, las agencias de crédito ganaban mucho dinero otorgando las calificaciones más elevadas y asesorando a los bancos en cómo estructurar estos productos. Probablemente, las autoridades no entendían suficientemente lo que estaba ocurriendo. Se podría decir lo mismo de las cúpulas directivas de los bancos... la empresa estaba dando muy buenos beneficios, así que ¿para qué preocuparse? Los supervisores tampoco entendían lo que ocurría, los gestores de fondos no comprendían el riesgo asumido... Todos trabajaban sobre la hipótesis de que el peor escenario tendría un límite. La depreciación de los activos hipotecarios sería del 5% o el 10%, pero no del 20 o el 40%. Los consumidores también han participado claro; podrían haberse hipotecado por el 60% o el 80% y prefirieron hacerlo por el 100%.

La oportunidad de reestructurar BME

El impacto directo de la crisis en el holding Bolsas y Mercados Españoles (BME) es el descenso de volumen de negocio en los mercados. 'Algunos de los bancos afectados por la crisis eran grandes generadores de negocio', explica Karel Lannoo. 'Al mismo tiempo, mucha gente está intentado salir del mercado al coste que sea y eso tendrá una repercusión en la actividad'.

Por otra parte, en el sector se abren nuevas oportunidades al calor de la directiva MiFID. Es la norma europea que promueve la integración y transparencia de los mercados financieros, que entró en vigor hace casi un año y que ha quedado prácticamente enterrada por la crisis. 'Una de las cosas que MiFID está haciendo es dar la oportunidad de que las plataformas bursátiles reorganicen su actividad', afirma el consejero de BME.

'Plataformas como BME y Deutsche Börse están integradas verticalmente: negociación, compensación, liquidación y suministro de información. Pueden reestructurarse de otra manera. Por ejemplo, BME podría fusionar su base de información operativa con otra plataforma. Esto se puede hacer y BME está trabajando activamente con Deutsche Börse en ese sentido'.