_
_
_
_
_
Hacia un nuevo orden mundial

Las Bolsas celebran el acuerdo político para rescatar Wall Street

El acuerdo entre demócratas y republicanos para sacar adelante el plan de rescate bancario en EE UU se celebró ayer por todo lo alto en las Bolsas. El Ibex se apuntó un 2,9%, mientras que el Dow Jones subió el 1,82%. El mercado, además, especuló con la posibilidad de que la Reserva Federal anunciara otro recorte de tipos por sorpresa para calmar los encrespados ánimos de los inversores.

Cuatro días después de que el Tesoro americano anunciara que destinaría 700.000 millones de dólares a salvar a las entidades en crisis, los políticos sellaron ayer un acuerdo para poner en marcha este histórico plan de rescate. Hasta ese momento, las Bolsas habían contenido la respiración ante el temor de que este paquete de medidas pudiera demorarse como consecuencia de la proximidad del fin de la legislatura de los republicanos y la oposición de los demócratas.

Pero ayer se disiparon las dudas de golpe y los mercados lo celebraron por todo lo alto. El Ibex 35 mejoró el 2,93%, con lo que se sitúa en 11.438,6 puntos, gracias a los pesos pesados del índice (Telefónica, Santander, Iberdrola, BBVA y Repsol) que cerraron con subidas de entre el 3% y el 5%. En las últimas cinco jornadas, el selectivo acumula un balance positivo del 7,59%. Eso sí, el volumen de negocio de ayer fue muy reducido, con 3.810 millones de euros de contratación frente a una media diaria mensual de 4.700 millones.

En el resto de Europa las ganancias oscilaron entre el 2% y el 3%, mientras que en Wall Street el Dow Jones avanzó un 1,82%. A las subidas también contribuyeron los rumores acerca de que la Reserva Federal podría anunciar ayer mismo otro recorte de tipos para intentar estimular la economía.

El rebote, sin embargo, no será consistente, según los expertos. Consideran que los inversores tendrán que analizar el contenido de las medidas impulsadas por el Tesoro y cómo se van a aplicar. Añaden que, aunque el rescate bancario era algo necesario, tendrá un elevado coste para la economía estadounidense. 'Con las medidas, la crisis tal vez será menos violenta pero más larga', explica Víctor Peiró, director de análisis de Caja Madrid.

De hecho, ayer se conocieron nuevos datos que no invitan al optimismo en EE UU, con un incremento del paro semanal y una caída de los pedidos de bienes duraderos por encima de lo esperado. Por si fuera poco, General Electric anunció una rebaja de sus previsiones de beneficio. Y el mercado espera que en las próximas semanas le seguirán otras grandes compañías.

Otro motivo de preocupación son las tensiones en los mercados de crédito, con los tipos de interés en el mercado interbancario en máximos históricos. El euríbor a tres meses subía ayer desde el 5,06% hasta el 5,119%, mientras que el euríbor a un año pasaba del 5,467% al 5,484%. El líbor a tres meses también se disparaba hasta el 3,769%, frente al 3,47% anterior.

Primas de riesgo

El índice Itraxx Crossover, que mide el diferencial entre los bonos de alto rendimiento y la deuda pública europea, se tomó ayer un descanso en el camino. Se redujo hasta los 583 puntos básicos, desde los 591 puntos básicos del día anterior. Sólo en tres sesiones, entre los pasados viernes y miércoles, este termómetro del riesgo que perciben los inversores había subido más de un 6%

Los inversores discriminan dentro del sector bancario

El sector bancario se desquitó ayer del fuerte castigo recibido en Bolsa en las últimas semanas. El índice Euro Stoxx que agrupa a las principales entidades europeas registró una subida del 2,49%, hasta colocarse en 287,67 puntos.Barclays, una de las entidades que saldrá fortalecida de la actual crisis según los expertos (de momento, adquirirá la división de corretaje de Lehman en EE UU y no descarta nuevas compras), se revalorizó un 7,09%, el mayor avance de Europa.El francobelga Dexia y el francés Crédit Agricole también ganaron un 6,5%. Bankinter se hizo con el mejor registro entre los españoles, al anotarse un alza del 4,79%. Santander y BBVA subieron un 3,51% y un 3,06%, respectivamente.En la banca mediana, cuestionada por el elevado peso del negocio hipotecario en sus balances, las compras fueron más dosificadas: las acciones de Banesto se apreciaron un 1,83%, las de Sabadell un 0,7% y las de Popular cerraron en tablas.No obstante, los inversores todavía desconfían de la situación de algunas entidades, sobre todo de aquellas que en los últimos meses han aparecido en algún momento en las quinielas como posibles perjudicados de la crisis. Así, el británico Bradford & Bing, que actualmente está en venta, se desplomó un 15% en Bolsa. El francés Natixis, uno de los más afectados por su exposición a los productos de la gama subprime, cedió un 8,22% y los títulos del belgaholandés Fortis se dejaron en la jornada de ayer un 6,25% de su valor en Bolsa.En EE UU la escena europea se repitió. Mientras que las cotizaciones de algunas entidades como JPMorgan, Morgan Stanley y Goldman subieron como la espuma, Washington Mutual daba un nuevo paso atrás con una caída del 25,22%. Pero en el primer caso la mejora bursátil no vino acompañada de una reducción de las primas de riesgo que ayer en casos como Morgan y Wachovia seguían descontando su quiebra.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_