Accidente aéreo

Fomento niega ser responsable de las filtraciones sobre Spanair

La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Aéreos (Ciaiac) es independiente. De esta forma se defendió la titular de Fomento, Magdalena Álvarez, de las acusaciones vertidas por parte del PP sobre su persona y el ministerio que ella dirige en las que aseguraba que las filtraciones a la prensa sobre el accidente aéreo de Spanair se dieron con el consentimiento de Álvarez.

La ministra recibió su turno de preguntas en la sesión de control al Gobierno que se celebró ayer en el Congreso de los Diputados sin ganas de 'entrar al trapo'. La acusación de la diputada canaria del PP, Carmen Guerra, de que Álvarez utilizó un 'discurso mezquino' ante la comisión de Fomento del Congreso días atrás no consiguió alterar a la titular del ministerio. Venía preparada para contestar poco, después de que los medios publicaran documentos confidenciales de la investigación.

Tampoco la petición de que opinara sobre la dimisión del único piloto representado en la Ciaiac, por las continuas filtraciones de vídeos y documentos, logró alterarla. Álvarez se limitó a decir que los miembros de la misma son los únicos responsables de la información que manejan y que la verdad sobre el siniestro sólo la verán los ciudadanos a través del juez que instruye el caso.

Sin embargo la réplica del diputado del PP, Andrés Ayala, que acusó directamente a la ministra de haber filtrado 'todo lo que le ha interesado para tapar la verdad' -en referencia al informe preliminar, las conversaciones con la torre de control y el vídeo de AENA- consiguieron que la ministra se saliera de su línea suave.

La titular de Fomento, máxima responsable de Aviación Civil en este caso, instó al diputado popular a que le dijera esas incriminaciones en un lugar que no fuera el Congreso para poder llevarlo a los tribunales. Ante tal amenaza Ayala mostró al hemiciclo el fax con el que los populares justifican que Álvarez es la responsable directa de las filtraciones en la investigación del accidente de Barajas, al tiempo que pedía a la ministra que cesara a los responsables o dimitiera 'por higiene democrática'. Algo que la responsable del Gobierno contestó con que 'será el juez quien determine tanto las causas de la catástrofe como el origen de las filtraciones' y entonces tendrá que ser el PP el que se 'retracte y pida perdón'.

El piloto que dimitió sigue en la comisión

El artículo 14 de la ley de Seguridad Aérea así lo establece. Valentín Villaroel, el piloto que dimitió de su cargo en la comisión de investigación tras enterarse de las filtraciones a la prensa, deberá seguir en dicha comisión. Según el documento legal de julio de 2003 'el presidente y los vocales de la comisión cesarán en su cargo por renuncia aceptada por el Ministro de Fomento', algo que la titular del mismo, Magdalena Álvarez, se negó a admitir horas después de que Villaroel diera las causas de su dimisión. Además, la ministra se encargó de puntualizar que sólo un piloto -de los diez integrantes de la Ciaiac- ha presentado su renuncia y que, tras no ser aceptada, sigue en la investigación.