_
_
_
_
_
Vivienda

La venta de casas desciende un 31,2% en el primer semestre

Las cifras no dejan de reflejar el progresivo deterioro del mercado inmobiliario. Así, el Ministerio de Vivienda estima que de enero a junio se vendieron 314.949 casas, un 31,2% menos que en el mismo periodo de 2007. Este abultado retroceso puede ser aún mayor en el futuro, ya que esta estadística aún contiene operaciones de 2006.

Casi todos los números que se publican a diario relativos a la marcha del mercado inmobiliario son ya negativos y confirman la grave crisis que afecta a esta actividad. Sin embargo, algunas estadísticas aún pueden empeorar significativamente en los próximos meses, debido a los datos que contabilizan.

El Ministerio de Vivienda difundió ayer los datos relativos a transacciones inmobiliarias del segundo trimestre. De abril a junio se vendieron 155.861 pisos, apenas un 2% menos que en los tres primeros meses del año y un 31,5% menos que en idéntico periodo de 2007. En términos acumulados, el descenso es del 31,2% anual.

Tal y como destacó dicho departamento en un comunicado, en los últimos doce meses se vendieron 693.503 viviendas, un 25,3% menos que en los cuatro trimestres anteriores, pero una cifra que se antoja todavía elevada si se compara con la caída de ventas reconocida por las inmobiliarias cotizadas y la situación financiera por la que atraviesan muchas otras empresas del sector. La explicación hay que buscarla en que estas cifras reflejan todavía operaciones de compraventa suscritas mucho antes, cuando la coyuntura del mercado era más favorable que la actual. Este indicador se elabora con la información que aportan los notarios, lo que significa que una vivienda en España no se contabiliza como vendida hasta que el contrato de compraventa se eleva a escritura pública. En el mercado de casas usadas el decalaje no suele ser de muchos meses, pero en los pisos nuevos puede prolongarse hasta dos años o incluso más, ya que la media de maduración de una promoción inmobiliaria es de 18 meses, aunque en ocasiones la entrega de llaves se retrasa. Quiere esto decir que en junio pueden haberse contabilizado como ventas operaciones que se formalizaron en contrato privado a finales de 2006.

La estadística de los notarios aún contiene operaciones suscritas en 2006

æpermil;ste es uno de los factores que podría explicar cómo desde el tercer trimestre de 2007 se contabilizan más operaciones de casas nuevas que de segunda mano, cuando lo habitual es lo contrario. La caída de precios sería otra de las causas.

Archivado En

_
_