Cinco Sentidos
Un apostante rellena un boleto de la quiniela.
Un apostante rellena un boleto de la quiniela.

Invertir en el pleno al 15

Las peñas de quinielistas obtienen gran rentabilidad apostando a los resultados improbables

No es el Espanyol. El verdadero líder de la Liga es la peña Inversores1X2, que lleva un premio único de 15 aciertos y otro de 14 en sendas quinielas, que le han servido para embolsarse cinco millones de euros a repartir en 400 participaciones, 10.000 para cada una. La temporada pasada obtuvo un 100% de beneficio, y en ésta ya lo ha superado en dos jornadas, aunque es raro encontrar alguna peña con un beneficio superior al 21% anual, a largo plazo. En efecto, Inversores1X2 está cerrado.

El programa matemático que utiliza es público (megaquin1x2.com), lo valioso es el criterio al hacer apuestas. El artífice es Eduardo Losilla, responsable de una administración de lotería de Barcelona y de la página www.quinielista.com, en la que cualquiera puede crear su propia peña. Ya Eduardo Losilla padre hacía quinielas cuando las apuestas múltiples había que hacerlas una a una y a mano. Ahora los ordenadores permiten ir eliminando combinaciones imposibles, pero no las improbables, que son precisamente las que dan dinero.

'El criterio al rellenar la quiniela depende de cuánto se invierta', explica el experto. Su peña hace boletos de 100.000 euros, con lo cual tienen que ir a por las combinaciones millonarias, las que incluyen resultados como la derrotas del Barcelona en Soria o su empate con el Racing. 'Se parece a invertir en futuros a la baja, se trata de ganar pase lo que pase'. A una apuesta intermedia, de 10.000 euros, 'le sirve con ganar un 14 de 200.000', añade. Y alguien que juegue 20 euros debe ir a lo lógico, 'Barcelona y Real Madrid a signo fijo'. El resto es casi puro azar.

Cuanto más pequeños son los fondos, más tiempo hace falta para ganar dinero

Un grupo ha ganado un premio de 15 y otro de 14 en las dos primeras jornadas

Inversiones1X2 en realidad son dos fondos distintos, uno el fundador, que ha ganado los 5 millones, y otro, también de 400 miembros, que hace una apuesta distinta y que se ha tenido que conformar con un 14 de 350.000 euros. Ya hay planes de crear un tercero y último (para completar los tres signos del pleno al 15), para el cual ya hay 600 reservas, pero 'siempre se cae alguien'. Los fondos de Losilla sólo llevan funcionando un año, pero antes lo habían hecho virtualmente tres temporadas, con beneficios entre el 70% y el 300%.

Cuanto más pequeño es el fondo más tiempo hace falta para sacarle beneficio. La Peña Eduardo Tobella, fundada por aficionados al fútbol también en Barcelona, invierte entre 30.000 y 40.000 euros semanales, con unos 300 participantes, que pueden optar por no jugar una determinada jornada. En la pasada temporada septiembre-junio el fondo perdió el 15%; pero los que entraron en enero ganaron un 35%, gracias a un premio de 3 millones a final de temporada. En 10 años ha ganado de media un 21%. 'Lo máximo ha sido ganar un 68% y lo peor, perder un 28%', advierte. El fondo aún no está cerrado, aunque está cerca de su límite presupuestario.

La Peña 1X2, gestionada por Losilla, invirtió de media 4.000 euros por jornada el año pasado (este año serán 10.000), a base de participaciones de 30 euros por quiniela. Las pérdidas medias fueron del 50%. En este caso la combinación es pública. 'Su objetivo es más lúdico, puedes estar una sola semana si quieres', explica Losilla, 'pero si quieres ganar tienes que aguantar'.

Unos 10.000 euros invierte a su vez el Grupo 1X2, de Orbital Apuestas (loteriacontinental1x2.com), una de las muchas peñas que proliferan en internet. Tiene participaciones de 600 euros para 15 jornadas. El año pasado ganó un 27%. Como afirma Jordi Llopart, consejero delegado de Orbital, 'siempre hay afortunados que ganan grandes premios con poco dinero, pero la mayor parte del pastel se las llevan las peñas'.

Azar, pero menos

Después de la Lotería Nacional, la del Gordo, la Quiniela es la que más probabilidad tiene de tocar. Hay casi 5 millones de combinaciones, frente a las 80.000 de la Nacional, los 14 millones de la Primitiva y los 76 del Euromillón. Pero la Quiniela tiene truco: no todas las combinaciones son igual de probables.

'El Madrid, por ejemplo, no pierde casi nunca en casa. Con el 10% de combinaciones aciertas el 40% de quinielas', calcula Eduardo Losilla. En la ruleta tampoco todas las opciones son igual de probables, como saben los hermanos García Pelayo, 'pero en ese caso se trata de física, de las imperfecciones del material'. Aquí es la base del juego.

La Quiniela recauda unos 12 millones semanales, de los cuales el 45% se lo queda Hacienda y el resto, un porcentaje similar al de otros juegos del Estado, se reparte en premios, que están exentos de impuestos el primer año.

El grueso de los premios se los lleva el pleno al 15, que es especialmente difícil de ganar porque primero hay que acertar los 14 signos restantes para que se contabilice la casilla número 15. Hace unos años eliminaron el pleno al 15 'y las peñas desaparecieron', recuerda Losilla.

En las jornadas entre semana baja la recaudación, igual que cuando hay partidos de segunda división porque no juegan los de primera. 'A veces hay sorpresas en los premios porque la gente está más perdida', comenta Eduardo Tobella.

Los expertos consultados no tienen claro si la crisis aumenta o no el gasto en quinielas. Sí que observan que hay más clientes, pero que gastan menos. 'En lugar de 100 que gastan 100 euros, hay 1.000 que gastan 1, o 20', aventura Losilla.