Banca

Caja Granada releva a su cúpula en Madrid por dar 30 millones en créditos de alto riesgo

Caja Granada se ha visto obligada a despedir a su cúpula directiva en Madrid, integrada por un jefe de zona y cuatro directores de oficinas, tras destaparse que concedió créditos hipotecarios de alto riesgo y 'difícil recuperación' por valor de 30 millones de euros. El presidente de la entidad, Antonio Claret García, admitió ayer los hechos avanzados por Ideal de Granada, pero trató de minimizarlos asegurando que es un 'incidente no grave que no supondrá un quebranto importante' para la entidad.

La caja, que confía en recuperar parte de estos créditos dudosos pero que ya ha empezado a dotarlo en sus cuentas semestrales, asegura que los 30 millones se han distribuido en 'muchos créditos' de escasa cuantía que han disparado la morosidad de la red madrileña al 16% frente al nivel medio del 2,6% que presenta la entidad. Aunque ambos hechos han coincidido en el tiempo, el presidente de Caja Granada negó que el reciente relevo en la dirección general esté motivado por este asunto. Sobre una cartera total de 15.000 millones en créditos, dijo, '30 millones no es una cifra muy importante'.

Madrid, con diez oficinas de Caja Granada, representa el 3% de su volumen de inversión. En este sentido, añadió que la caja granadina es una entidad 'sólida, solvente, que no tiene problemas de liquidez y cuya morosidad se sitúa en la media del sector'.

A su entender, 'estamos haciendo bien nuestro trabajo', y puso como ejemplo los 'excelentes' resultados de la entidad a junio de este año, cuando la caja ha crecido un 6% en sus beneficios recurrentes descontando los 110 millones de extraordinarios que lograron el pasado año por la venta de su participación en Metrovacesa. La entidad espera mantener esta tasa de crecimiento a final de año, cuando la morosidad podría ascender al 3% o 3,5%.

Antonio Claret García, que ayer presentó en Sevilla el futuro museo Memoria de Andalucía, que abrirá sus puertas en Granada la próxima primavera tras una inversión de la entidad de 38 millones de euros, reiteró que Caja Granada mantiene también en la actual coyuntura económica su determinación de no participar en ninguna fusión 'en la que no seamos cabecera'.