Valor destacado

Varapalo para las petroleras europeas: Goldman Sachs recorta sus precios objetivos

Con el precio del petróleo en torno a los 90 dólares por barril, el banco de inversión Goldman Sachs ha revisado a la baja los precios objetivos de algunas petroleras europeas, entre ellas Repsol YPF.

Plataforma de extracción de petróleo.
Plataforma de extracción de petróleo.

El banco de inversión ha rebajado el precio objetivo a Repsol YPF desde los 29,5 euros anteriores a los 27 euros actuales. Esto supone un potencial de revalorización del 40% respecto al actual precio de cotización. La recomendación de Goldman Sachs para la petrolera española es neutral.

Goldman también ha revisado a la baja el precio objetivo de la italiana Eni hasta los 26 euros desde los 28,5 anteriores. La recomendación es de comprar. Royal Dutch también ha visto como la firma de análisis le rebajaba la valoración. El precio objetivo actual es de 29 euros mientras que antes era de 31,5 euros.

Sólo la portuguesa Galp han conseguido recibir una mejora por parte de Goldman Sachs. El banco de inversión ha mejorado el precio objetivo hasta 15,8 desde 14,9 y recomienda neutral. Sus acciones han caído un 1,5%, hasta los 11,07 euros. Repsol ha escalado a las primeras posiciones a pesar de la rebaja de su precio objetivo. Sus acciones han recuperado un 0,59%. Por su parte, Eni ha subido un 0,14%, hasta los 19,07 euros. Por último, las acciones de Royal Dutch han avanzado un 0,59%, hasta los 18,86 euros.

El precio del petróleo ha rebotado hoy tras dos días de caída libre, después del rescate de AIG por parte de la Reserva Federal que provocó la recuperación de Wall Street.

Los expertos señalan que nuevos ataques insurgentes contra instalaciones petroleras en Nigeria y las interrupciones del suministro en EE UU después de que el huracán Ike azotó el Golfo de México la semana pasada dan respaldo a los precios, así como a las expectativas de una caída en los niveles de los inventarios.

Los futuros de crudo muestran ahora un cambio mínimo con respecto a comienzos de año, pero la desaceleración de la demanda debido a la debilidad económica en Estados Unidos y otras naciones de alto consumo energético les han hecho perder más de un 35% tras el récord registrado a mediados de julio por encima de 147 dólares.