'Telecos'

Telefónica gasta 300 euros por abonado en el tendido de fibra

Telefónica gastará 300 euros por cada hogar que enganche a su nueva red de fibra de alta capacidad. La operadora admite desde ayer solicitudes para compartir sus canalizaciones y afirma que tienen capacidad para recibir los cables de sus competidores.

Desde ayer una oficina técnica de Telefónica recibe peticiones de las telecos competidoras para conocer si en la infraestructura de canalizaciones de la red de la operadora española existe capacidad excedente para tender sus propios cables de fibra.

Este es un nuevo paso en el proceso de diseñado por la CMT para facilitar que Telefónica comience a tender y comercializar su nueva red Futura de fibra óptica con capacidad para transmitir señales multimedia hasta el hogar de los abonados a velocidades de hasta 100 megas.

Fuentes de Telefónica aseguraron que en el 99% de los casos las canalizaciones arquetas, registros y otros elementos de la obra civil que tiene desplegados por España están dimensionados para que los cables y elementos activos de la red del antiguo monopolio puedan convivir con los de los operadores alternativos que deseen entrar a competir en los nuevos servicios fijos de alta capacidad.

TELEFÓNICA 3,91 -1,56%

La reglamentación que obliga a los nuevos entrantes a desplegar su propia red, sin posibilidad de alquilar capacidad sobre la infraestructura ya tendida, ha provocado la protesta de los rivales de la empresa que preside César Alierta. Orange España ya ha anunciado que denunciará el marco regulatorio ante la Audiencia Nacional por la vía administrativa.

Telefónica tiene previsto invertir en tres años 1.000 millones para dar conexión a tres millones de abonados lo que supone un gasto de algo más de 300 euros para enganchar con fibra cada hogar. Esta cifra contrasta con las estimaciones del regulador de telecos en Francia, Arcep, que estima una inversión media por abonado en París es de 2.000 euros y en Lyon de 3.000. Fuentes de Telefónica cuestionan estas cantidades y señalan que no hay ninguna razón para que, en urbes de una topografía y población equiparables, las inversiones para llevar un acceso de cable de fibra óptica hasta el hogar sean muy dispares.

Las fuentes de Telefónica rechazan que el plan Fotón que la compañía implementó en la década de 80 en sus redes troncales 'para mejorar el servicio que daba a grandes empresas' suponga una 'ventaja decisiva' del operador español en relación con los despliegues e inversiones asociadas que otros antiguos monopolios tienen que hacer en sus respectivos países para construir la red de altas prestaciones.

Los modelos regulatorios que se han ido desarrollando en toda Europa para ordenar el lanzamiento de proyectos de creación de esta nueva generación de infraestructuras coinciden básicamente con el modelo español, según los estudios realizados por Telefónica. En Francia, Alemania y Portugal se articula la apertura de las infraestructuras de red del antiguo monopolio, pero se exige que el tendido alternativo lo realice el nuevo entrante. En Suecia y Holanda muchos municipios han creado infraestructuras neutras que ofrecen a todos los operadores interesados.

Orange, sin embargo, considera que en Francia 'las complejas operaciones para compartir las canalizaciones fueron ensayadas durante meses', cosa que no ha ocurrido en España.

LAS CIFRAS

1.000 es la estimación de Telefónica de la capacidad de sus canalizaciones para admitir cables de los competidores.

99% millones es la inversión prevista por Telefónica para tender la red de 100 megas hasta 2011.

2.000 euros es el coste que Arcep prevé para tender el acceso en fibra a un hogar en París.

Página en internet para informar a competidores

Telefónica ha articulado la información que debe ofrecer a sus competidores sobre la estructura de las canalizaciones de su red fija mediante un moderno soporte informático al que pueden acceder a través de una página web protegida por una contraseña. El desarrollo se conoce con las siglas SICO (Servicio de información de conductos) y se inscribe en un dispositivo ambicioso que lleva el nombre de Marco (Mayorista de acceso a registros y conductos). La operadora entregó a todos sus rivales en telefonía fija una contraseña de acceso a esta página web y les ha permitido consultarla de manera gratuita hasta ayer.

En el mismo dispositivo ha creado una oficina a la que se pueden dirigir desde el pasado martes sus contrincantes con el fin de averiguar cual es la estructura precisa y con que capacidad cuenta un tramo de dichas canalizaciones en la que tengan previsto desplegar sus propios cables. Fuentes de Telefónica indicaron que esta oficina se compromete a dar contestación a la petición en el plazo de diez días.

Posteriormente y si la solicitud de instalación de infraestructura propia del alternativo sigue adelante, un equipo de Telefónica acompañará a los técnicos rivales para efectuar una inspección directa del tramo elegido como paso previo a las tareas de despliegue de los equipos alternativos. Este servicio tendrá un coste para el operador que lo contrate y los precios han sido determinados por la CMT. Uno de los aspectos menos claros de la regulación articulada por la CMT es la referida al despliegue vertical de la red hacia las casas de los abonados. La política que se quiere aplicar parece estar encaminada a que el primer operador que tienda un acceso vertical permita a los siguientes utilizar los soportes de este tramo final de la infraestructura.