Informe de la administración concursal

Los activos de la inmobiliaria Cosmani cubren el 79,3% de sus deudas

La inmobiliaria Cosmani, actualmente en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos), cuenta con unos activos de 264,04 millones de euros, una cifra que sólo cubre el 79,3 por ciento de las deudas que acumula la empresa, que ascienden a 332,8 millones de euros.

Así figura en el informe de situación patrimonial que han elaborado los administradores concursales nombrados por el Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid, que tramita el concurso de acreedores de la inmobiliaria desde el pasado mes de marzo.

Una parte del agujero patrimonial de Cosmani se debe a la caída del valor de parte de sus promociones y solares, que los administradores concursales, Cristina Jiménez, Juan Carlos Carazo y Javier Santos han incluido en el informe en virtud de varias tasaciones realizadas.

En concreto, han rebajado un 25,3 por ciento el valor de los solares con calificación urbanística, que ha pasado de 54,48 millones estimados por la compañía a los 40,7 millones de euros, en tanto que el precio de sus promociones en curso se ha fijado en 58,52 millones de euros, un 25,03 por ciento menos que los 78 millones calculados por Cosmani.

En cambio, las promociones terminadas han mejorado un 54,8 por ciento su valor, hasta los 21,23 millones.

Fuentes del sector inmobiliario recuerdan que en casos de insolvencia, las tasaciones suelen ser más bajas de lo habitual por criterios de prudencia.

La reducción en un 73 por ciento del valor de las participaciones financieras (por ejemplo, en la inmobiliaria Aisa) y de las participaciones empresariales de Cosmani y las "dudas razonables" de que todos los créditos concedidos a empresas del grupo se puedan recuperar terminan de explicar el agujero patrimonial.

Respecto a las otras cuatro empresas del grupo que se declararon también insolventes, tres presentan un déficit patrimonial para atender los compromisos con sus acreedores.

La más perjudicada es Cosmani Domus, cuyos activos, valorados en 14,11 millones de euros, permitirán pagar como máximo el 71,11 por ciento de los 19,84 millones que suman las deudas.

A continuación figura Promociones Locum 3000, que acumula unas deudas de 41,05 millones, una cifra que está cubierta en un 92,8 por ciento por los activos de la compañía, cifrados en unos 38 millones.

Cosmani Munit acumula un pequeño déficit de 274.168 euros, en tanto que Cosmani Gesco, la empresa con más activos tras la matriz, es la única de las filiales en concurso que tiene activos de sobra para pagar sus deudas.

En concreto, Cosmani Gesco cuenta con un superávit patrimonial de 1,22 millones de euros, ya que sus activos están valorados en 57 millones y su masa pasiva en 55,78 millones.

Los administradores concursales no han destacado ninguna negligencia por parte de los gestores de Cosmani, a la vez que han manifestado que la inmobiliaria ha cumplido los requisitos legales de la contabilidad.

Según destacan en su informe, las causas que han llevado a Cosmani y parte de sus filiales a la insolvencia han sido su excesivo endeudamiento y la caída de las ventas motivada por el brusco ajuste del sector.