'Oro negro'

La OPEP rebaja su previsión sobre la demanda petrolera en 2008 y 2009

La OPEP revisó hoy a la baja su pronóstico sobre el crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 2008 y 2009, debido al empeoramiento de la coyuntura mundial y la crisis financiera en Estados Unidos.

Para el presente año, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) prevé que la demanda de crudo se sitúe en torno a los 86,79 millones de barriles diarios (mbd), lo que supone un crecimiento del 1,02 por ciento respecto a 2007, pero cerca del 12% menos de lo estimado hace un mes.

Además, los expertos del grupo reajustaron ligeramente los cálculos a la baja para 2009, al fijar el crecimiento anual de la demanda petrolera en el uno por ciento, hasta los 87,66 mbd.

La corrección de estas previsiones fue efectuada después de constatar que "los más recientes datos revelan un fuerte descenso en la demanda petrolero de América del Norte", precisa la OPEP en su Informe Mensual del Mercado del Petróleo.

"La debilidad de la situación económica se ha reflejado en una disminución del crecimiento de la demanda mundial de crudo", especialmente en Estados Unidos, mercado que absorbe cerca de la cuarta parte del consumo mundial del "oro negro".

se registraran "el nivel de consumo más bajo desde 1998", en agosto hubo "una fuerte contracción en el consumo de muchos productos" petroleros, incluidos la gasolina, queroseno para aviones, fuel y propano.

Así, la OPEP cuenta con que la demanda estadounidense de petróleo retroceda este año respecto al pasado en 0,9 mbd, reducción que deja en negativo también el crecimiento en toda América del Norte, con un consumo medio de 25,02 mbd, un 2,04 por ciento menos que en 2007.

"La retracción de la economía está ahora propagándose más allá de EE UU, a Europa y Japón, con riesgos de contagio a otras regiones", advierte el grupo de trece países, que en agosto bombearon juntos 32,50 mbd de crudo, según "fuentes secundarias".

Según sus expertos, tanto en Europa como en Japón, que corren el riesgo de entrar en una "suave recesión", también se observa un freno en el consumo energético de este año, si bien la menor demanda en esas naciones industrializadas se verá compensada por un crecimiento fuerte en las economías emergentes.