Calificación crediticia

S&P rebaja los 'ratings' de Bank of America, Merrill Lynch y Lehman Brothers

Las malas noticias nunca vienen solas, y en el sector financiero estadounidense este dicho está tomando especial sentido. La agencia de ratings Standard & Poor's ha revisado a la baja sus calificaciones para Bank of America y Merrill Lynch, entidades cuya fusión anunciaron hoy para hacer frente al impredecible impacto que tendrá el anuncio de bancarrota del tercer protagonista de la jornada, Lehman Brothers, que ha visto también reducidos sus ratings tras este anuncio.

En concreto, S&P redujo la calificación crediticia a largo plazo de Lehman a 'SD' desde 'A', lo que supone pasar de 'calidad buena, media-alta' a 'situación de insolvencia'. La agencia precisó que este rating se debe al anuncio de la compañía de acogerse al capítulo 11 del código de bancarrota de EE UU.

Por su parte, Bank of America ha visto reducida su calificación crediticia a largo plazo a 'AA-' desde 'AA', lo que supone mantener una "calidad superior", bajando desde el primer puesto de ésta al tercero.

Al mismo tiempo, S&P situó la calificación de Merrill Lynch en 'A' a largo plazo y 'A-1' a corto plazo. Esta situación viene a significar una 'calidad buena' y 'calidad superior' respectivamente.

"Merrill Lynch introducirá más riesgo del mercado residencial a Bank of America, especialmente por parte de sus grandes holdings de obligaciones de deuda colateralizadas, en un momento en que el mercado hipotecario estadounidense continúa deteriorándose. No podemos dejar de lado la posibilidad de futuras pérdidas", explicó la agencia de calificación.

Mientras que Bank of America tiene una historia de adquisiciones exitosas, la compra de Merrill conlleva riesgos de integración, particularmente cuando se produce durante un mal periodo en el mercado. A esto hay que añadir que Bank of America nunca ha integrado un banco de inversión del tamaño de Merrill.