Estadísticas de Oficemen

El consumo de cemento cae el 18,6% hasta agosto por el parón de construcción

El consumo de cemento, uno de los indicadores para medir la actividad en el sector de la construcción, cayó el 18,6% en los ocho primeros meses del año, respecto al mismo periodo de 2007, hasta los 31,2 millones de toneladas, debido al estancamiento del sector de la construcción en España.

Según los últimos datos publicados hoy por la Agrupación de Fabricantes de Cemento de España (Oficemen), continúa la tendencia negativa de los últimos meses en el consumo, ajuste que repercute en la producción, que cayó un 17,3% en el citado periodo, hasta los 30,5 millones de toneladas.

El descenso del consumo de cemento está en línea con las previsiones anunciadas por el presidente de esta patronal, Jean Martín Saint León, que pronosticó una caída de entre un 15 y un 18% en 2008, debido al parón de la construcción de viviendas y al retraso en el inicio de obras públicas ya adjudicadas.

El presidente de Oficemen explicó que aunque los datos obtenidos hasta ahora se han debido al frenazo de la edificación residencial, el descenso final previsto para 2008 dependerá del comportamiento de la obra civil.

Sólo en el mes de agosto se consumieron tres millones de toneladas, el 30% menos que en agosto de 2007, en tanto que el consumo de cemento cayó el 23,8% en julio, respecto al mismo mes del pasado ejercicio, con 3,9 millones de toneladas.

La producción, por su parte, cedió un 25,4% en el mes de agosto, con 3,2 millones de toneladas, y un 24,7% en julio, con 3,72 millones de toneladas. Sin embargo, la producción de clínker (elemento del que se obtiene el cemento) alcanzó los 20,2 millones de toneladas en los ocho primeros meses del año, el 4,3% menos que en el mismo período del año anterior.

La industria cementera española trata de compensar el parón en el consumo nacional potenciando las ventas en el mercado exterior, de forma que las exportaciones de cemento y clínker en este período aumentaron el 45,5%, hasta 1,06 millones de toneladas, mientras que las importaciones se redujeron el 37,6% hasta 6,1 millones de toneladas.

Sólo en el mes de agosto, las ventas al exterior ascendieron a 144.440 toneladas, un aumento el 84%, respecto a agosto de 2007, en tanto que las importaciones cayeron en este mismo periodo el 43,1%, hasta las 583.226 toneladas.