_
_
_
_
_
Automoción

El automóvil espera las cifras de ventas del peor verano en Europa

Julio ha sido tradicionalmente un mes bueno para las ventas de coches en Europa. Este año, sin embargo, ha sido una pesadilla. Mañana martes, la patronal europea de los fabricantes de automóviles (ACEA), tiene previsto hacer públicos los datos correspondientes a julio y a agosto. En esos datos se esconden los movimientos que se vivieron la semana pasada en tres plantas españolas, con la decisión de General Motors de reducir producción y despedir a 600 empleados en Figueruelas, de Ford de presentar un ERE temporal sobre 1.300 trabajadores porque no hará 18.000 coches extra que tenía previstos, y de Seat de eliminar el turno de la noche y recortar la producción.

La producción de automóviles en España está dedicada en un 85% a la exportación. Los grandes países europeos, como Francia, Italia, Alemania o el Reino Unido son destinos fundamentales. Y en estos destinos, los datos hasta junio no eran tan malos como los que se venían registrando en España. Frente al 17,6% de caída de ventas en el mercado español, en Alemania todavía se registraba un ligero aumento del 3,6%, igual que en Francia, con un 4,5% más. El Reino Unido prácticamente se mantenía, con un 1,16% menos y sólo Italia o Irlanda, mercados mucho más pequeños, registraban caídas por encima del 10%.

En una planta como la de Ford, los datos del Reino Unido, donde van el 35% de las exportaciones, son claves, igual que los de Italia, 16% de las ventas, o Francia, 10%.

Son, además, mercados importantes, con más de cuatro millones de coches anuales vendidos, frente al millón español. El comportamiento de estos países en los meses de agosto, por tanto, son la clave para lo que está por llegar. Una fuerte caída de las ventas allí afecta a las factorías españolas más que el mercado interior.

'Que el recorte no se refleje sólo en España'

El comité de empresa de Ford España ha iniciado con la dirección de la compañía el periodo de consulta del expediente de regulación de empleo que afectará a 1.300 empleados durante casi tres meses. La principal exigencia de los trabajadores es que la empresa complete el 100% de los salarios de los afectados, que inicialmente cobrarán el 70% de sus nóminas durante el tiempo que estén parados.El comité, además, ha planteado a la empresa otro aspecto clave, que España no pague sola la menor demanda, en beneficio de las plantas alemanas. 'Si es verdad que hay que producir menos, que no se refleje sólo en España', apuntaron desde UGT, sindicato mayoritario.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_