Aerolíneas

Air Comet gasta 900 millones en renovar toda su flota hasta 2009

Marsans reafirma su permanencia en el sector aéreo pese a su salida del capital de Aerolíneas Argentinas y Spanair. Gastará 900 millones en renovar la flota de Air Comet en 15 meses y hará una campaña para robar mercado a Iberia en América con sus nuevas clases turista y business.

Air Comet gasta 900 millones en renovar toda su flota hasta 2009
Air Comet gasta 900 millones en renovar toda su flota hasta 2009

El grupo turístico Marsans parece dispuesto a demostrar al mercado que no tiene intención de abandonar la actividad aérea, a pesar de los últimos reveses que ha sufrido en este mercado. Sus propietarios, los empresarios Gerardo Díaz y Gonzalo Pascual, no tiran la toalla pese a su forzada salida del capital de Aerolíneas Argentinas (todavía no ejecutada formalmente) y el alejamiento de la perspectiva que permita volver a controlar Spanair, la empresa que fundaron hace casi tres décadas junto a SAS.

Marsans ha decidido centrar todos sus esfuerzos en aviación comercial en el proyecto de compañía de vuelos de largo radio entre Europa y Latinoamérica, Air Comet, a la que quieren convertir en el principal competidor de Iberia en estos tráficos estratégicos.

Su vicepresidente y primer ejecutivo, Ignacio Pascual, ha asegurado a este diario que Air Comet invertirá unos 900 millones de euros en los próximos 14 meses en la completa renovación de la flota de largo radio de la compañía, Antes de que finalice el año 2009 la empresa habrá sustituido los 10 aparatos de tres tipos distintos y con una antigüedad de más de 15 años que opera en la actualidad, por 12 aviones nuevos del modelo Airbus 330 y dos del modelo Airbus 340.

La aerolínea de Marsans recibió su primer nuevo Airbus 330 a finales de agosto último y tiene programado incorporar otros tres aparatos más antes de que finalice este año.

La única flota que permanecerá como hasta hoy es la compuesta por tres aparatos Airbus 320 que utiliza para vuelos de medio radio para conectar su hub de Madrid-Barajas con París Roma y Londres y de esta manera aportar pasajeros a sus rutas entre Europa y Latinoamérica. Pascual afirma que el 46% de sus pasajeros de sus rutas americanas proceden de estos vuelos y de los acuerdos comerciales que mantienen con Spanair y Air Europa

En este segmento, Air Comet vuela hoy a Quito y Guayaquil, Lima, Bogotá, Buenos Aires, Santa Cruz de la Sierra en Bolivia y La Habana. Ha cerrado provisionalmente su ruta con Santiago de Chile y ha solicitado operar con Ciudad de México. Ignacio Pascual justifica el esfuerzo en el cambio de flota por el ahorro del 15% en el gasto de combustible y por la incorporación de un nuevo concepto de clase de negocios y turista que asegura 'es mejor que la que hoy ofrece Iberia'. Para justificar esta afirmación señala que 'el espacio entre asientos en nuestra clase de negocios es mayor que la de nuestro competidor y ofrecemos entretenimiento en todos los asientos de la clase turista'.

Air Comet prepara una fuerte campaña de imagen para dar a conocer su nueva etapa.

Un 4% más de ingresos hasta agosto pese a la crisis

Pascual explica la reducción de pasajeros que los datos de AENA señalan para Air Comet hasta agosto porque 'el año pasado volamos Madrid-Canarias y este año nos hemos centrado en las rutas americanas'. En estos tráficos, hasta agosto de 2007, según sus propios datos, transportaron 615.650 viajeros y en el mismo periodo de este año han alcanzado 704.066 pasajeros. A pesar de la crisis, señala, 'el verano no ha sido malo'. Reconoce que las principales dificultades las sufren porque 'la venta anticipada de billetes la hicimos sobre un precio del crudo a poco más de 100 dólares y después en julio y agosto hemos tenido que volar a más de 145'. Asegura que en 2007 la compañía facturó 360 millones y que sus previsión para este año es aumentar la cifra entre el 3% y el 5%.