Previa

Golpe de timón: la mayoría de los analistas espera que la Fed baje los tipos al 1,75%

Golpe de timón en las apuestas de los analistas. El viernes pasado sólo un 12% de los expertos consideraba que la Fed bajaría los tipos de interés al 1,75%. La quiebra de Lehman Brothers, el salvamento de Merrill Lynch por Bank of America y la incertidumbre sobre el futuro de AIG ha disparado hasta un 70% las expectativas de que Bernanke rebaje mañana el precio del dinero.

En su reunión de mañana, la institución que preside Ben Bernanke tendrá que estudiar las distintas tareas que tiene pendientes, y que en algunos casos pueden tener efectos perniciosos sobre la inflación.

Así, la autoridad monetaria analizará la necesidad de dar aliento al gasto de los consumidores -que equivale a más de dos tercios del Producto Interior Bruto de Estados Unidos-, así como dar sustento al sistema financiero, que ahora requiere fuertes dosis de dinero.

Desde abril la Reserva ha mantenido en el 2% la tasa de interés de referencia.

Hace un año esa tasa estaba en el 5,25%, pero el banco central ha ido aflojando gradualmente su política monetaria para alentar el gasto de los consumidores y la actividad económica.

Hasta el viernes pasado, la mayoría de los analistas calculaba que la Reserva, en su reunión del 16 de septiembre, mantendría los tipos debido a su preocupación por los empujes inflacionarios.

Los especuladores daban entonces solo un 12% de probabilidades de una bajada de la tasa.

Pero durante el fin de semana, el banco financiero Lehman Brothers se fue a la quiebra y el gigante Merrill Lynch se salvó de igual destino porque Bank of America decidió adquirirla por unos 50.000 millones de dólares.

Mientras tanto, la aseguradora American International Group (AIG) andaba a la búsqueda de un préstamo de unos 40.000 millones de dólares de la Reserva para mantenerse en pie.

Tras estos acontecimientos, hoy subieron al 70% las probabilidades que los especuladores en futuros de bonos del Tesoro ven de que la Reserva baje en un cuarto de punto porcentual la tasa de interés interbancario de corto plazo.

Como parte de los salvavidas que el Gobierno de EE UU ha lanzado a los mercados financieros desde el año pasado, la Reserva Federal indicó que extendería sus facilidades de préstamos a algunas instituciones financieras con problemas.

Desde diciembre pasado, la Reserva ha inyectado unos 600.000 millones de dólares en los mercados, y ahora los analistas creen posible que mañana reduzca la tasa de descuento que cobra a los bancos por los préstamos de corto plazo.

La Reserva Federal ha mantenido la tasa de descuento en el 2,25% desde fines de abril. En junio del año pasado ese costo del dinero para los bancos estaba en el 6,25%.