Cajas

El presidente de Caja Vital considera 'irresponsable' la fusión de Kutxa y BBK

El presidente de Caja Vital dejó ayer bien claro su postura sobre una posible fusión entre BBK y Kutxa. Gregorio Rojo calificó esta integración, que según su criterio dejaría en un segundo plano a la entidad que preside, como 'una auténtica irresponsabilidad' porque supondría 'romper en dos el modelo financiero del País Vasco'.

Sin noticias de Xabier de Irala y Xabier Iturbe, presidentes de BBK y Kutxa, respectivamente, ha sido Gregorio Rojo el que ha entrado en faena para valorar el proyecto de integración entre las entidades de ahorro de Vizcaya y Guipúzcoa y que deja al margen a la caja de ahorro alavesa. Rojo aseguró ayer en Vitoria que compartía una fusión a tres 'cuando se produzca el consenso necesario'. A la vez, denunció que la unión de BBK y Kutxa supone una modificación de la estrategia pactada entre los tres presidentes y la puesta en marcha de una política de crecimiento que empieza por construir ' la casa por el tejado'.

Rojo, quien aseguró conocer el proyecto y mantener unas relaciones 'perfectas' con Irala e Iturbe, advirtió que el papel de Vital, al que se le abriría una puerta en el futuro si se quiere sumar a la fusión, no sería el de entrar como 'un monaguillo en un planteamiento ya cerrado'. Añadió que los alaveses 'no estamos para ser absorbidos, sino para aportar'.

Desvertebrar Euskadi

El presidente de la entidad de ahorro alavesa consideró que algunos argumentos esgrimidos para fundamentar una integración a dos bandas carecen de sentido. Así, manifestó que una fusión entre BBK y Kutxa supondría desarticular y 'desvertebrar' Euskadi, además de romper 'la igualdad de oportunidades' de empresarios y clientes dentro de la comunidad autónoma vasca.

El máximo responsable de Vital dijo que no era excusa plantear el actual escenario económico para acelerar una fusión 'porque hemos vivido crisis y no se han dado pasos en ese sentido'. Y sentenció que las 'prisas' son un error.

El PNV de Álava pide cambiar la Ley de Cajas

El discurso de los gestores de Caja Vital no va en la misma dirección y evidencia el control político al que están sometidas, en general, las entidades de ahorro en España. El vicepresidente ejecutivo de la entidad financiera alavesa y, a su vez, presidente del PNV de Álava, Iñaki Guerenebarrena, manifestó tras las declaraciones de Gregorio Rojo que era normal que Kutxa y BBK dieran el paso de afrontar una integración a dos ya que una fusión a tres se ha visto 'frenada' por la actitud que han mantenido los órganos de gobierno de Caja Vital. Guerenebarrena, cuyo partido controla la Diputación de Álava, mostró su confianza en que el proyecto de BBK y Kutxa sea un paso 'intermedio' hasta que se produzca la integración de las tres cajas de ahorro con sede en Euskadi. Para ello solicitó la modificación de la Ley Vasca de Cajas con el objetivo de adecuar la representatividad, independientemente del tamaño, y facilitar así la creación de una única entidad de ahorro en la región. Este cambio, sin embargo, no es necesario en el proyecto que barajan Xabier de Irala y Xabier Iturbe, que sí necesitan contar con el apoyo de dos tercios de sus asambleas para sacar adelante su fusión.