Materias primas

El petróleo cae por debajo de los 100 dólares y marca un mínimo desde marzo

El precio del petróleo Brent, de referencia en EE UU, continúa con el descenso de las últimas nueve sesiones y marca un mínimo intradía de 98,89 dólares, el más bajo desde el pasado 25 de marzo.

El precio del barril de crudo West Texas cae 76 centavos y se sitúa en los 102,50 dólares después de que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisara hoy a la baja sus previsiones sobre la demanda mundial de petróleo para 2008 y 2009 por considerar que la ralentización económica y los altos precios del barril han afectado más de lo esperado las pautas de consumo en los países ricos.

Por su parte, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordó recortar su producción en 520.00 barriles diarios. "Dado que los mercados están sobreabastecidos, la conferencia acordó adherirse a las cuotas establecidas en septiembre de 2007, que totalizan 28,8 millones de barriles diario, niveles que los países miembros se comprometieron a cumplir estrictamente", explicó la OPEP en un comunicado al final del encuentro ministerial.

Este compromiso supone retirar del mercado la oferta excedentaria creada principalmente por el aumento en los últimos meses del bombeo de Arabia Saudí, el mayor productor del mundo y que produce él sólo casi el 30% de la oferta de la OPEP.

"Lo que las nuevas cifras significan, básicamente, es que los miembros de la organización se comprometieron a atenerse estrictamente a sus asignaciones de producción y poner fin a la actual sobreproducción de alrededor 520.000 barriles", explican hoy en Viena los analistas de la consultora de energía JBC.

"Esta tarea recaerá principalmente en Arabia Saudí, que impulsó la producción en julio y agosto a fin de enfriar el recalentamiento de los precios en ese momento", agregó JBC.

La OPEP reafirmó su compromiso de garantizar un justo suministro y un nivel adecuado de las reservas, pero se reservó "responder rápidamente a cualquier evolución que pueda arriesgar la estabilidad del mercado del petróleo y sus intereses".

Los analistas de JBC interpretan esta decisión como "una fuerte señal a los mercados de que (la OPEP) está dispuesta a actuar si llega el momento" y los precios siguen cayendo.

La cotización del petróleo experimentó en los seis primeros meses del año una fuerte escalada que alcanzó su máximo el 11 de julio, con récords históricos cercanos a los 148 dólares, antes de caer de forma precipitada hasta rondar los 100 dólares.