Tendencias

La vuelta al cole de los congresos empresariales

Hoteles y palacios de convenciones afrontan un ejercicio incierto

Es un hecho que la desaceleración económica está afectando a muchos sectores, pero no a todos por igual. Uno de los que menos ha notado el parón tras el intervalo de las vacaciones ha sido el de los congresos de negocios y convenciones de empresa, aunque dentro de el sector hay opiniones de distinto signo sobre lo que ocurrirá los próximos meses.

El presidente de la Asociación de Palacios de Congresos de España (APCE), José Salinas, afirma que en lo que va de año no se ha percibido una situación de empeoramiento respecto a 2007, 'ya que los congresos son eventos preparados con una antelación de dos años como mínimo'. Por ahora, explica, el sector mantiene intactas sus expectativas para este año, aunque 'quizás para el que viene haya un posible efecto en las reuniones corporativas'.

Según el presidente de la APCE, aunque la coyuntura económica empeore 'se tienen que seguir realizando congresos, ya que aunque las empresas tengan menos ventas han de seguir vendiendo sus productos'. Su diagnóstico es que este año será similar a 2007, pero es pronto para especular sobre lo que deparará 2009.

En Barcelona ha disminuido la contratación de eventos

Los palacios de congresos de las dos ciudades que más eventos realizan, Madrid y Barcelona, han comenzado el curso con diferente pie. Desde el Palacio de Congresos de Madrid, situado en el Paseo de la Castellana número 99, se ve el futuro con optimismo.

'Los eventos se preparan con mucho tiempo de antelación, así que en caso de anularse el acto se generarían muchas pérdidas, que no serían para nosotros, sino para la empresa' señala Octavio González Manteca, director del recinto. Por su parte, Fausto Berini, director del Palacio de Congresos de Barcelona, reconoce haber notado 'una disminución de participantes y eventos propuestos'.

En el sector hotelero tampoco han sufrido alteraciones en la agenda. Fuentes del hotel Westin Palace de Madrid aseguran tener hasta la fecha mejores ocupaciones y resultados que el año pasado. Ello se debe, una vez más, al hecho de que las plazas para grupos y convenciones se reservan con mucho tiempo de anticipación.

Un dato que influirá en la marcha de la temporada será la próxima apertura de los hoteles Hilton y Eurostars Madrid, así como la reapertura del hotel Villamagna. Ello supondrá para Madrid un total de 5000 habitaciones en establecimientos de cinco estrellas.

Desde el hotel Ritz de Madrid confiesan que aunque no pueden negar la mala coyuntura económica, todavía no se está notando de forma efectiva una disminución en las reservas de alojamiento, aunque sí en el número de reuniones y eventos de empresa.

Por el contrario, el hotel Majestic de Barcelona mantiene hasta el momento sus perspectivas, aunque no descartan un descenso septiembre y octubre. Desde el establecimiento reconocen que ha habido un pequeño descenso en los precios, aunque afirman que está siendo menor en los hoteles del centro que en los situados en la periferia.

También admiten, al igual que ocurre en otros hoteles, que ha descendido el número de clientes estadounidenses, debido a la debilidad de dólar frente al euro.

Conferenciantes para hablar de economía

Thinking Head es una empresa dedicada a la contratación de conferenciantes. Ellos sí han notado la crisis económica, pero no en los números de la compañía, sino en la temática que se les solicita desde los congresos, muy distinta a la de hace un año. 'Ahora las empresas piden personas especializadas en economía para que expliquen qué va ha ocurrir con la situación y a dónde conducirá esto, pero sobre todo demandan que los conferenciantes sean personas españolas que sepan cómo actuar en tiempos de crisis económica', asegura Daniel Romero Abreu, presidente de la compañía.

La consultora QUUM Comunicación colabora con sus clientes desde 1986 en el análisis, asesoramiento e implantación de estrategias en las áreas de Marketing, Comunicación y Relaciones Públicas, para alcanzar los objetivos comerciales e institucionales del cliente. Desde la consultora afirman que 'en esta rama de sus actividad todavía no hemos visto un recorte serio, pero es previsible que la crisis y la incertidumbre que estamos viviendo desemboque en una reducción de la inversión en marketing y comunicación, especialmente en 2009'. Es ahora, en septiembre y octubre, cuando las empresas planifican los presupuestos del próximo año, y será entonces cuando se aprecie 'un descenso notable en los mismos'.