Mercados

La banca mediana acumula caídas récord en Bolsa

Los bancos medianos españoles acumulan descensos superiores al 30% en el año debido a su alta exposición al negocio doméstico y ante el temor a un incremento de la morosidad. Y lo peor es que el mercado apuesta por la continuidad de los recortes.

Son algo más de tres meses los que quedan por delante para finalizar el ejercicio. Poco tiempo para enmendar la situación dramática por la que atraviesan algunos sectores en Bolsa, máxime cuando las perspectivas o el sentimiento de los inversores sigue anclado en el más profundo pesimismo.

Las entidades financieras han atravesado a nivel global una de las peores rachas de la historia por las subprime, en un primer momento, y por la desaceleración de las economías, después. Pero la situación no se ha vivido igual a nivel geográfico.

Los bancos medianos españoles están sufriendo más que sus competidores europeos. A excepción de Banesto, que cae el 34%, el resto acumula en 2008 las mayores pérdidas anuales de su historia: Bankinter se deja el 46,5%, Popular el 42,4% y Sabadell, el 31,2%. El sector financiero del Stoxx 600 retrocede el 33,6%, mientras que el Santander y el BBVA bajan el 24,5% y 33,4%. El Ibex cae el 26,63%.

En la última semana se ha comprobado cómo en el mercado existe la prioridad de vender bancos españoles. Tras dos informes negativos de Citi y Deutsche Bank sobre entidades medianas, las pérdidas han oscilado entre el 7,70% de Bankinter y el 4,14% del Sabadell. Tampoco se han librado el Santander (-4,55%) y el BBVA (-3,46%), a pesar de que el sentimiento es mucho más favorable. 'Las perspectivas sobre España son más desafiantes que nunca', comentaba el viernes pasado Carlos Berastain, de Deutsche Bank, en un informe.

Por su parte, Citi anunciaba a los inversores que la banca mediana seguirá perdiendo valor en Bolsa, hasta un 30% o 40% más.

Los inversores han castigado a las entidades de menor tamaño con más aplomo debido a su mayor dependencia al ciclo económico doméstico, al parón en la actividad constructora e inmobiliaria y ante el temor a que la crisis desemboque en una creciente morosidad. De momento, las cifras de impagos ya están siendo más altas que en 2007, y lo peor de todo es que las previsiones de resultados para los próximos meses están cayendo en picado. Los analistas bajaron las estimaciones de beneficio por acción en más un 10% en todos las entidades entre los meses de enero y julio, según datos de la firma JCF.

LA CIFRA

6,61 es el PER del Popular (veces que el precio de la acción contiene el beneficio). Es el más bajo del sector español. En Europa la media es de 11 veces.

Avalancha de recomendaciones negativas

No hay semana en la que no se encuentren referencias negativas al sector bancario español. Citi y Deutsche Bank han sido las últimas en pronunciarse, pero prácticamente todas las grandes firmas han emitido una recomendación negativa sobre las entidades medianas y se han mantenido algo más optimistas con respecto al BBVA y al Santander.

En los últimos 12 meses los consejos de los analistas sobre Bankinter y Sabadell han sido de vender en un 95,5% y 77%, respectivamente, según datos recogidos por Bloomberg. Ninguno de los analistas se ha inclinado por tomar posiciones. Algo que sí ha ocurrido, aunque de forma muy sutil con Popular, cuyos informes favorables representan el 7,14% del total (64,29% son de venta). Y entre la banca mediana destaca Banesto, ya que la posición de los expertos está muy dividida, con el 40% de las recomendaciones de compra sobre el 36,36% de venta. Los analistas consideran que está mejor posicionado que el resto de los medianos para afrontar la crisis. La entidad sorprendió con los resultados del primer semestre tras presentar un crecimiento en el beneficio del 15,1%.

En cuanto a Santander y BBVA, las apuestas siguen firmes, debido principalmente a las estructuras de sus negocios y la diversidad geográfica. Las recomendaciones de compra en el último año han sido mayoría, más del 70% del total. A pesar de ello, las cotizaciones han sufrido en el año.