Recesión

El PIB de la zona euro se contrae por primera vez, un -0,2% entre abril y junio

Los economistas hablan de recesión cuando se producen dos trimestres consecutivos con crecimiento negativo. La eurozona ya ha cosechado el primero. En el segundo trimestre la actividad se contrajo un 0,2% respecto a los tres primeros meses del año. La economía alemana, principal motor de la UE, cayó por encima de la media.

La economía europea está a un paso de entrar en la tan temida recesión, algo que nunca se ha producido desde que en 1999 se puso en marcha la tercera fase de la Unión Económica y Monetaria, que permitió la aparición del euro en 2002 como moneda única. Las estimaciones de Eurostat, oficina estadística comunitaria, muestran que la actividad en la eurozona cayó un 0,2% en el segundo trimestre, cuando en los tres primeros meses del año había crecido un 0,7%.

La Europa de los Veintisiete pasó de crecer un 0,6% a registrar una caída en el PIB del 0,1% en el segundo trimestre. El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, argumentó que Europa sufre 'una seria desaceleración económica debido a los distintos golpes externos, que van desde los problemas en los mercados financieros, hasta el alza en el precio del crudo. En declaraciones al periódico alemán Handelsblatt, Almunia indicó que los temores de una recesión son 'exagerados'.

España logró sortear el crecimiento negativo y de abril a junio creció un 0,1% respecto al primer trimestre del año. Especialmente negativos fueron los datos de Alemania, el principal motor de la UE, cuya actividad se desplomó un 0,5% en el segundo trimestre. Otros grandes de la UE, como Francia e Italia también cosecharon caídas en su actividad. Mientras, la economía del Reino Unido se estancó. Los países del Este son los que mejor comportamiento mostraron frente a la actual crisis. El PIB eslovaco aumentó un 1,9% en el segundo trimestre, el de Polonia un 1,5% y el de Lituania, un 0,5%.

En términos interanuales, los datos de Eurostat mostraron una fuerte desaceleración, aunque se mantiene el crecimiento. En la eurozona, el PIB aumentó un 1,4% en el segundo trimestre respecto al mismo periodo del año anterior. En la Europa de los Veintisiete, el incremento fue algo mayor, del 1,6%. Sólo Estonia registró tasas negativas en términos interanuales. Su economía se desplomó un 1,4%. España, creció por encima de la media al cosechar un incremento del PIB del 1,8%.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, en una entrevista al periódico Le Monde, aseguró que no cree que Europa esté amenazada por la recesión, sino más bien por 'una ralentización sustancial'.

El consumo retrocede con fuerza

Las ventas de comercio minorista cayeron en julio un 2,8% respecto al mismo mes del año anterior, según datos difundidos por Eurostat. En los Veintisiete, el retroceso fue menor, del 1,1%. Las autoridades europeas argumentan que el menor vigor en el consumo y la caída de las inversiones explican el parón de la actividad que sufre la UE.

La mayor bajada anual correspondió a Letonia (8,5%), seguida de España, con una disminución del 5,9%. En el lado contrario se encuentra Rumanía, cuyas ventas minoristas aumentaron un 18,4%.

En términos mensuales, las ventas minoristas bajaron en la eurozona un 0,4% en julio respecto a junio, aunque en la Europa de los Veintisiete se incrementaron un 0,1%. Luxemburgo y Alemania fueron los países que cosecharon peores datos.