Política monetaria

El BCE mantendrá los tipos de interés en el 4,25% mañana

El Banco Central Europeo (BCE) mantendrá mañana los tipos de interés para la zona del euro en el 4,25% y revisará a la baja sus pronósticos de crecimiento para el conjunto del año, según los mercados.

Los analistas consideran que la preocupación por la inflación llevará al banco europeo a dejar inalteradas las tasas. De los 49 expertos de bancos consultados por la agencia Dow Jones, 41 prevén que el precio del dinero se mantendrá estable hasta finales de año.

La economía de la zona euro cayó un 0,2% en el segundo trimestre del año, el primer retroceso desde la puesta en marcha de la Unión Económica y Monetaria en 1999, según las cifras actualizadas de la oficina de estadística comunitaria Eurostat.

La Comisión Europea (CE) achacó la caída a que las inversiones y el consumo de los hogares "han afectado a la actividad". La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) consideró que la economía de la zona del euro evitará la recesión técnica este año (dos trimestre consecutivos de contracción) pero rebajó en cuatro décimas la previsión de crecimiento para 2008 hasta el 1,3 por ciento.

Pese al debilitamiento económico, el BCE no tendrá prisa en recortar los tipos de interés ya que las expectativas de inflación a medio y largo plazo superan el límite del 2% que establece la entidad, según los analistas del banco alemán Commerzbank.

Añaden que "los miembros del consejo de gobierno del BCE han dejado claro que las expectativas de inflación serán el factor decisivo en las decisiones futuras de política monetaria".

La tasa de inflación bajó en agosto hasta el 3,8%, frente al 4% de julio, según el cálculo preliminar de Eurostat. La caída del precio del petróleo a comienzos de agosto ha contribuido a esta desaceleración del ritmo de subida de los precios en la zona del euro.

"Pese a la reciente caída del coste del petróleo, los precios de la energía son en general un 14% más elevados que hace un año, por lo que los hogares hacen frente a una seria pérdida de poder adquisitivo", destacó el Commerzbank.