Negociación

Colonial estudia emitir bonos convertibles y vender activos para refinanciar su deuda

Inmobiliaria Colonial estudia una posible emisión de bonos convertibles, así como la desinversión de activos no estratégicos, dentro del marco del proceso de refinanciación de su deuda, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La inmobiliaria subrayó que "sigue avanzando" en su proceso de negociación con los bancos coordinadores del préstamo sindicado y con sus restantes bancos acreedores "con el fin de alcanzar un acuerdo formal y vinculante para la completa reestructuración de su deuda".

Así, la compañía presidida por Juan José Bruguera afirmó que espera formalizar el acuerdo de refinanciación de su deuda, que asciende a 8.991 millones de euros, en las próximas semanas.

En el marco de este proceso de negociación, además de la emisión de bonos convertibles y de la desinversión de activos no estratégicos, Colonial está también considerando la renegociación de los términos y condiciones de la deuda a largo plazo.

COLONIAL 11,61 2,47%

La inmobiliaria anunció el pasado domingo que había alcanzado un principio de acuerdo con sus bancos acreedores sobre la refinanciación de deuda, a partir del que prevé seguir trabajando con el fin de lograr un acuerdo definitivo que sometería a su consejo en septiembre.

Amortización anticipada de 6.120 millones

En concreto, Colonial se enfrenta a una amortización anticipada de 6.120 millones de euros de deuda por el incumplimiento de determinadas condiciones de sus préstamos, cuyo pago trata de adecuar y estructurar a largo plazo con la renegociación de deuda que actualmente ultima con sus bancos acreedores.

Así lo revela Deloitte, firma auditora de la inmobiliaria, en el informe especial de actualización de salvedades que incluye en la presentación de resultados del primer semestre de la inmobiliaria.

El importe que los bancos exigen a Colonial a cierre de junio es muy superior a los 1.972 millones que ya le demandaban el pasado mes de abril, también por incumplimiento de condiciones fijadas en los préstamos, "fundamentalmente por la negativa evolución de la cotización de algunos de los valores aportados como garantía de la financiación".

Este importe que los bancos le exigen a la compañía constituye el grueso de la deuda financiera neta total de 8.991 millones de euros que actualmente soporta la compañía.

Colonial cerró el primer semestre del año con una pérdida neta de 2.381 millones de euros, frente al beneficio de 316,4 millones de euros registrado en el mismo periodo de 2007. El resultado es consecuencia de las dotaciones de 2.582 millones de euros realizadas para compensar la disminución del valor de su participación en FCC y su cartera de activos inmobiliarios.