Adquisiciones

Bosch compra el negocio de fricción de frenos del grupo estadounidense Morse

El fabricante alemán de componentes para automóviles Robert Bosch ha adquirido del negocio de fricción de frenos del grupo estadounidense Morse Automotive Corporation, con sede en Chicago, informó hoy la empresa alemana, que no desveló el importe de la transacción.

El grupo Morse cuenta con una plantilla de 1.640 trabajadores y cerró el pasado año con una cifra de negocio de 157 millones de dólares (unos 115 millones de euros). La mayor parte de su actividad se concentra en Norteamérica.

El presidente de la división de Posventa de Bosch, Robert Hanser, indicó que el negocio de frenos es un área estratégica para la multinacional alemana. Asimismo, añadió que esta operación representa una oportunidad para expandirse en el mercado estadounidense, en el marco de su estrategia global.

Los negocios adquiridos a Morse pasarán a formar parte de la división de Posventa de Bosch Automotive, en una nueva unidad que se denominará Sistemas de Frenos. La división, que dispone de 5.000 empleados, facturó el pasado año 4.800 millones de dólares (3.500 millones de euros).