Desconfianza

Este año ya se han suspendido más OPV que en todo 2007

El mercado de salidas a Bolsa sigue seco. Reina la desconfianza y buscar financiación tanto fuera como dentro del mercado se ha convertido en una auténtica pesadilla para las empresas. En lo que va de año el número de OPV canceladas a nivel global supera ya el volumen de operaciones que se vieron suspendidas en todo 2007, según datos de Thomson Reuters.

Los efectos de la crisis crediticia siguen haciendo estragos. Financiarse en el mercado aún es un reto difícil de conquistar y muchas de las compañías que lo intentan terminan desistiendo ante la falta de interés. En lo que va de ejercicio 130 empresas se han visto obligadas a suspender sus salidas a Bolsa, una cifra que supera ya los 107 intentos frustrados de 2007.

El volumen de las operaciones que han quedado en el tintero es además un 57,9% superior a las que se vieron suspendidas el pasado ejercicio. Las cifras barajadas ascendían a 26.600 millones de dólares (18.253,5 millones de euros), frente a los 16.900 millones de dólares (11.560 millones de euros) de 2007.

España no ha sido ajena al hostil panorama bursátil. Itínere, la concesionaria de autopistas controlada por Sacyr Vallehermoso, tuvo que suspender su oferta pública de venta (OPV) y suscripción (OPS) en abril ante la incapacidad de cubrir el tramo internacional. El momento de mercado resultó de lo más desfavorable y de poco le sirvió a la compañía rebajar el precio de la oferta por debajo de la horquilla orientativa barajada en un inicio.

No es la única empresa que se ha visto obligada a suspender sus planes en el último año. A finales de 2007 Tremón también prefirió abandonar sus intentos de debutar. Algo que no se había visto en España desde julio de 2006 cuando Lanetro canceló su OPV. Antes que ella Grifols desistió en su primer intento en julio de 2004 y Ono en octubre de 2000.

Este año Estados Unidos es la región que más afectada se ha visto por las cancelaciones. En este mercado 61 empresas han dado marcha atrás a sus planes de salir a Bolsa, una cifra algo inferior a las 66 que lo hicieron durante todo 2007.

El segundo lugar lo ocupa Asia donde 33 compañías han suspendido sus OPV, frente a las 10 que lo hicieron en 2007, mientras que Europa es la siguiente región en número de suspensiones con 21 frente a las 16 del ejercicio anterior.

La debilidad del mercado no es sólo patente en la sequía de OPV. Las emisiones en el mercado de capitales a nivel global han caído un 36% en lo que va de año hasta alcanzar un total de 349.600 millones de dólares (239.616 millones de euros), una reducción drástica que no se veía desde 1984 cuando la caída alcanzó el 36%.

En el mercado de deuda, por otra parte, el volumen de emisiones también se ha resentido con una caída del 35%. Eso sí, con excepciones en sectores como el gubernamental, la energía, el consumo y la tecnología.

Frenazo tras dos años de cifras récord

Las salidas a Bolsa este ejercicio han experimentado un importante frenazo a nivel global después de dos años consecutivos de cifras récord.

En lo que va de ejercicio 414 empresas han optado por desafiar a los mercados y colocar sus títulos en Bolsa. Se han realizado operaciones valoradas en 56.527 millones de euros, según datos recopilados por Thomson Reuters.

El número de salidas a Bolsa ejecutadas hasta la fecha va camino de quedarse muy por detrás de las de 2007. Entonces 1.505 empresas dieron el pistoletazo de salida al mercado mediante operaciones que alcanzaron un volumen total de 224.839 millones de euros.