Derechos audiovisuales

Audiovisual Sport denuncia que Mediapro le debe más de 200 millones en derechos de fútbol

Audiovisual Sport (AVS) denuncia que Mediapro le adeuda más de 200 millones de euros por el contrato de los derechos del fútbol procedente de las temporadas 2006/07; 2007/08 y 2009/09.

La productora que controla Sogecable y Televisión de Cataluña (TV3) denuncia además que "admitiendo que Mediapro hubiera pagado algunas cantidades a algunos clubes, como aseguran sus responsables, y a expensas de la comprobación de la veracidad de tales pagos", la productora catalana debería a AVS más de 120 millones de euros.

Audiovisual Sport precisa que estas cantidades proceden exclusivamente de las obligaciones derivadas del contrato de 2006 y obviamente al margen de otras reclamaciones e indemnizaciones solicitadas por AVS contra Mediapro por los daños y perjuicios causados por el incumplimiento del contrato y el uso ilegítimo de derechos que no ostenta.

En su comunicado de prensa, la productora denuncia además que "los responsables de Mediapro se han reunido días antes del inicio de la primera jornada de Liga con algunos dirigentes del denominado G-30 (algunos clubes de Primera y Segunda División, cuyos derechos son de AVS esta temporada) para, "mediante intimidaciones, manipulaciones y falsedades exigirles la entrada en los estadios con el fin de garantizarse la producción y la señal de esos partidos".

Mediapro consiguió durante la primera jornada de Liga la entrada en los estadios del Español y el Athlétic de Bilbao e impidió el acceso a AVS. De esta forma impidió también la emisión de esos dos partidos en pago por visión lesionando los intereses de AVS, de todos los operadores de televisión de pago (Digital+, Imagenio y operadores de cable) y por supuesto de todos los aficionados que trataron de comprar esos partidos.

"En ambos casos -señala el documento- Mediapro se dirigió a AVS para ofrecerle la señal del partido arrogándose unos derechos que sabe que no tiene". Debido esto la compañía que gestiona los derechos de la Liga de fútbol lamenta los perjuicios que haya podido causar a los consumidores pero no podía reconocer a Mediapro un derecho del que carece y que está utilizando de forma fraudulenta.

Por último, Auiovisual Sport denuncia que Mediapro ha tratado de obstaculizar sistemáticamente las actuaciones realizadas en sede judicial, con el único propósito de alargar estos procesos hasta la temporada 2009/10.