José Miguel García

'Cumpliremos todas nuestras previsiones'

Pese a la opinión del mercado y de varios analistas de peso, el consejero delegado de Jazztel defiende que la compañía cumplirá este año sus previsiones financieras y de clientes. Asegura que la crisis no afectará a las promesas porque ya se contaba con ella.

Jose Miguel García, Consejero delegado de Jazztel
Jose Miguel García, Consejero delegado de Jazztel

Llegó a Jazztel mediado el año 2006, procedente de Cable & Wireless, como fichaje estrella del presidente, Leopoldo Fernández Pujals, para cambiar el rumbo a una compañía plagada de desengaños e intentos frustrados de entrada en una nueva era sin los problemas de la anterior. Han pasado dos años y José Miguel García asegura que Jazztel se ha renovado por dentro, con nuevos ejecutivos, procesos tecnológicos, productos, ofertas de ADSL y móvil... Pero su objetivo es ganarse la credibilidad de clientes e inversores. El historial de incumplimientos de la teleco lo convierte en una tarea ardua, pero él recuerda que su compromiso empieza cuando aterrizó en Jazztel y que no deben juzgarle por el pasado. Su reto es demostrar con los resultados de 2008 que, por primera vez, su compañía es capaz de cumplir lo que promete.

La acción cotiza cerca de mínimos y algunos analistas cuestionan que Jazztel vaya a cumplir su plan de negocio, ¿ha tenido oportunidad de desconectar este verano?

Siempre hay que tener tiempo para descansar y para estar con la familia. Para las cosas importantes, se debe encontrar tiempo.

'Cada vez que cumplimos una promesa, los analistas nos ponen un nuevo objetivo'

'Valorar una firma por las dudas de que pueda pagar una deuda en 2010 es una salvajada'

Una de las dudas de los analistas es la capacidad de Jazztel para hacer frente al pago de un bono de 250 millones que vence en 2010...

Una firma como Société Générale nos acaba de renovar una línea de financiación de 50 millones y otra nos ha concedido una línea de factoring. En este momento de restricción del crédito, dos bancos nos dan su apoyo. Tenemos planes para refinanciar la deuda en 2010. Dependerán de cómo vayan siendo los resultados, pero está todo previsto y se va a conseguir. Valorar una compañía por las dudas de que pueda hacer frente a un bono en 2010 es una salvajada. Hay que valorar la empresa.

Ya ha transcurrido más de la mitad de 2008. Los resultados del primer semestre de Jazztel están publicados y ni ingresos, ni Ebitda, ni clientes van sobrados para cumplir lo prometido a final de año. El tercer trimestre, el verano, suele ser muy malo para el mercado de ADSL y en el cuarto se esperan dificultades por la crisis. ¿Reafirma los objetivos?

El tercer trimestre está yendo igual que el segundo y el cuarto para nosotros es siempre el más importante. Incluso aunque haya impacto por la crisis, en la segunda mitad del año vamos a crecer en ingresos gracias a los clientes captados en la primera y el Ebitda mejorará también mucho por eso. A ello hay que añadir que en un momento de crisis, los clientes son más selectivos, miran más el precio, y Jazztel tiene una gran cobertura, muchas ofertas y calidad. Así que este año se cumplirán los compromisos de ingresos, Ebitda y clientes. Y también se cumplirá el plan a 2010.

¿No cree que la situación económica puede jugar en su contra?

El plan de negocio ya toma en consideración la situación económica y también nuestra cartera de productos, con más velocidades para que los clientes puedan elegir entre más opciones. España es uno de los países que más consumo de internet hace, la demanda no ha bajado. La crisis abre oportunidades porque los usuarios son más sensibles al precio y más proclives a cambiar de teleco. Y Jazztel es una alternativa. Nosotros normalmente captamos clientes de otras operadoras, así que la situación nos favorece.

¿Cree que puede afectar a la desconfianza de los analistas el historial de incumplimientos de Jazztel?

No lo entendería, porque llevamos pocos trimestres con este plan de negocio y el nuevo equipo gestor.

Pero Jazztel se constituyó en 1998.

Hay que valorar que se ha cambiado la cúpula directiva, la compañía por dentro, se han reducido los costes, se ha mejorado la calidad... Es como decir: 'si el Real Madrid ha ganado 31 ligas de fútbol va a ganar ésta', porque habrá que verlo. Y ya hemos cumplido muchas cosas, como llegar a Ebitda positivo, lanzar el móvil virtual...

¿De qué equipo es usted?

Del Atlético de Madrid.

¿Cree que los logros de los que habla les han hecho ganar algo de credibilidad?

Espero que sí, pero los analistas cada vez ponen un nuevo objetivo. Primero nos pidieron que redujéramos los costes, y lo hemos hecho; luego dudaban de que lográramos Ebitda positivo, lo hemos hecho; entonces pidieron crecimiento, también lo tienen, y ahora es que paguemos la deuda de 2010, pues también se hará.

¿Tiene espacio Jazztel para sobrevivir en solitario compitiendo con grandes grupos?

España es un país grande, con un fuerte uso de la banda ancha. Se necesita una compañía como Jazztel, por su perfil, su carisma, con identidad propia. Tenemos un activo muy interesante, que son 4.500 kilómetros de red de fibra urbana que cubre un millón de hogares que están a menos de 100 metros.

¿Están dispuestos a invertir en fibra para conectar esos hogares?

Hay que hacer un proyecto que sea viable y que exista demanda para esas ofertas, que son más caras. En el pasado Jazztel nunca ha tenido problemas para financiar sus planes estratégicos, siempre que estén fundamentados.

¿Pero es factible extender esa red?

Lo que no es factible es que España tenga siete redes de fibra, así que lo posible es que varias empresas colaboren y compartan la red, como pasa en móvil. Jazztel está dispuesta a liderarlo. Tiene todo el sentido.

¿Qué le parecen las últimas decisiones del regulador sobre la red de fibra de Telefónica?

Puede llevar a que algunas zonas de España vuelvan al monopolio. Se había avanzado mucho en dar alternativas a los clientes y esta decisión sería una marcha atrás.

Los informes de analistas 'no reflejan la realidad'

Antes del verano, Jazztel se despertó un día con una fuerte rebaja de su precio objetivo por parte de Goldman Sachs. A la vuelta, ha sido HSBC la que lo ha situado en 0,16 euros por acción. El consejero delegado de Jazztel tiene clara su opinión sobre estos informes -'no estoy nada de acuerdo con ellos'- y asegura que tienen 'incongruencias' y que 'no reflejan la situación real de la empresa'.

Su explicación a estas valoraciones tan bajas es el modelo que usan estos bancos de inversión para hacer sus informes. 'Hay empresas como Goldman Sachs que tienen modelos de valoración por descuento de flujos de caja predeterminados, y eso sirve para Telefónica o Vodafone, pero no para Jazztel, que está en pleno crecimiento y por eso tiene flujos de caja negativos', explica el ejecutivo. García asegura que las valoraciones cambian radicalmente cuando se realizan con otro tipo de modelos, como la suma de partes.

Como ejemplo, pone un informe de Self Trade, cuya valoración total de la empresa es de 629 millones, lo que da un precio por acción de 0,42 euros, cuando Jazztel cerró el viernes a 0,18 euros, con una capitalización de 260,43 millones. El consejero delegado no lo duda: 'La suma de partes de Jazztel vale mucho más de lo que dice el mercado, se mire como se mire'.

García también rebate las dudas de los analistas sobre su capacidad de financiar el plan de negocio. La compañía dispone de 80 millones de euros de caja y esta cifra es suficiente para llegar hasta que el flujo de caja sea positivo, a finales de 2009, asegura.