Pinchazo inmobiliario

Reyal Urbis multiplica casi por diez sus pérdidas en el primer semestre, hasta 331 millones

Reyal Urbis cerró el primer semestre del año con una pérdida neta de 331,75 millones de euros, lo que supone multiplicar casi por diez (+874%) las de 34,05 millones registradas en igual periodo de 2007, informó hoy la inmobiliaria.

La compañía que preside y controla Rafael Santamaría atribuyó el resultado al impacto de la dotación de provisiones por 251,85 millones de euros para compensar la depreciación en el valor de los activos como consecuencia de la actual situación del mercado inmobiliario.

La cifra de negocio de Reyal Urbis creció un 32% entre enero y junio, hasta sumar 823,47 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 80,21 millones de euros, un 2% más.

En la primera mitad del año, la inmobiliaria registró preventas de viviendas por valor de 260,78 millones de euros, importe un 37% inferior al de igual periodo de 2007.