Catástrofe aérea en Barajas

Fomento asegura que Spanair barajó cambiar el avión tras la primera avería

Spanair barajó cambiar el avión Mc Donnell Douglas 82 sólo unos minutos después de la primera avería, la de un sensor que mide la temperatura. Sin embargo, la aerolínea no lo hizo, el sensor averiado se desconectó. El avión volvió la pista, despegó y poco después se estrelló.

El dato del posible cambio de avión es lo más significativo que ha dicho la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, en el comienzo de su comparecencia en el Congreso de los Diputados sobre la catástrofe aérea en la que perdieron la vida 154 personas.

La ministra ha comenzado su comparecencia -que se ha extendido una hora- para explicar la gestión de Fomento tras el accidente de Barajas con un minuto de silencio. La titular de Fomento ha iniciado su discurso con un intento por disipar toda duda sobre la seguridad aérea en España y ha transmitido sus condolencias a las familias de las víctimas. Sobre lo ocurrido el 20 de agosto, el día en que el vuelo JK5022 de Spanair se estrelló poco después de despegar, ha contado: "A las 13.25 se dio permiso al avión para despegar", pero un problema en un sensor que mide la temperatura externa hizo que el comandante decidiera volver.

La ministra ha afirmado que Spanair barajó entonces cambiar de nave, pero que no lo hizo. "La compañía indicó al aeropuerto la posibilidad de sustituir la aeronave", ha precisado la ministra, pero finalmente "también comunicó al centro de inspección aeroportuaria que continuaba con la aeronave". Lo que se decidió fue que el avión pasara por el servicio técnico que, como es sabido, desconectó la parte averiada, se la despachó, en el argot aeronáutico. La aeronave "permanece en el estacionamiento hasta las 14.15", ocho minutos después la torre de control autoriza su despegue desde la misma pista de antes, la 36 izquierda. "A las 14.25 se produce el accidente".

Los bomberos llegaron "tres minutos después"

La torre de control "avisó de inmediato a la autoridad aeroportuaria" y a los servicios de extinción de incendios, ha subrayado la ministra sobre la discusión surgida tras el siniestro sobre quien activó primero la alarma: la Comunidad de Madrid o AENA. Las primeras dotaciones de Bomberos del aeropuerto llegaron al lugar del siniestro "tres minutos después" de la catástrofe. Varias dotaciones del parque de bomberos más cercano y de los otros dos parques del aeropuerto llegaron al accidente. "Simultáneamente", el centro de gestión inició las llamadas a medios internos y externos y se comenzó a coordinar su llegada.

La ministra ha aseverado que el Gobierno no cejará "hasta que la investigación llegue al final". "Sabremos cuál o cuáles fueron las causas" del accidente para "exigir responsabilidades". "No se pueden olvidar las caras de dolor y desolación de los familiares y la impotencia de sólo poder prestar comprensión y apoyo".

El plan de emergencia se desactivó a las 16.27

Álvarez ha querido destacar la "eficacia" de todos los servicios de rescate y el personal del aeropuerto. Tras el accidente se suspendieron las actividades en la pista de la que despegó el Mc Donnell Douglas 82 y se redujó la actividad en las otras. El plan de emergencia se desactivó a las 16.27, una hora después de la catástrofe. "La operatividad total" la recuperó Barajas 16 horas después.

El sistema de seguridad aéreo español "coincide con el de los demás países de la UE", ha afirmado la ministra, quien a continuación se ha referido a las revisiones que las autoridades aeronáuticas y las compañías hacen de las naves. El año pasado la Administración hizo casi 600 inspecciones de los servicios técnicos que revisan los aviones. Otro tipo de inspección son las aleatorias, llevadas a cabo en la aeronave antes de que se despegue. En 2007 fueron 1.025, "mientras que en 2003 no se hizo ninguna".

En 2007, fueron 6.024 los controles efectuados en España, a los que se suman los 1.025 de la UE, por lo que el promedio es de casi cinco inspecciones por aeronave española. Aparte, ha explicado se efectúan las inspecciones de las operaciones de vuelo (en ruta, en base, de descanso de tripulaciones o de programa de entrenamiento), que llegaron a las 1.213 en 2007. En general, las inspecciones de seguridad en España se han multiplicado desde 2003 hasta superar las 8.000 el pasado año. España efectúa casi el 18% de las inspecciones de este tipo de los países de la UE. "Teniendo en cuenta que hay 633 aviones españoles y 64 compañías, hacer 6.024 operaciones en el último año es un número elevado", ha destacado.

Álvarez ha mencionado asimismo los controles sobre Spanair, cuya última renovación de la licencia acaba en enero de 2009, y "la vida inicial del modelo de avión", que es de 60.000 horas, así que "está en la mitad de su vida útil", 21.961 horas, ha agregado Álvarez. La ministra ha finalizado advirtiendo de la importancia del sector aeronáutico en España. Por ello, "accidentes como el ocurrido el 20 de agosto, obligan al Gobierno a llegar hasta el final y arbitrar las medidas necesarias para evitar que se repitan".

Quedan ocho cadáveres por identificar

Un total de 145 víctimas mortales del accidente aéreo ocurrido hace nueve días en el aeropuerto de Barajas han sido ya identificadas, según ha informado la vicepresidenta del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Quedan por identificar ocho de los 154 fallecidos, puesto que uno de ellos murió en el hospital. Las últimas verificaciones han sido realizadas a partir de pruebas de ADN y por muestras dentales. La cifra de cuerpos identificados figura en el panel que se exhibe con estos datos en el hotel Auditórium de Madrid, donde están alojados los familiares de las víctimas. Los laboratorios de la Guardia Civil y el de la Policía Nacional continúan trabajando para identificar la totalidad de los cadáveres.

Empeora uno de los heridos

Leandro Ortega, uno de los 14 heridos en el accidente aéreo de Barajas que siguen ingresados en hospitales madrileños, ha empeorado por una "complicación en postoperatorio que obliga a ingreso en UVI" con "insuficiencia respiratoria", según el parte facilitado a las 9.50 horas por la Consejería de Sanidad. Este herido, de 22 años, fue intervenido ayer en el 12 de Octubre para estabilizar las fracturas vertebrales que sufrió en el accidente, y el último parte de ayer, facilitado a las 19.30 horas, indicaba que había pasado posteriormente a reanimación tras un "primer postoperatorio sin complicaciones".

Tras esta variación, en seis hospitales de la Comunidad de Madrid permanecen ingresados una persona en estado muy grave, tres graves, tres estables dentro de la gravedad, uno grave con evolución favorable y seis con evolución favorable.

De la Vega: "Sabremos qué pasó y cómo pasó"

"Sabremos qué pasó y cómo pasó". Dos horas antes de que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, compareciera en el Congreso para explicar el accidente aéreo de Barajas del pasado día 20, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, insistió en que se conocerán todos los detalles de esta catástrofe. "El Gobierno exigirá las máximas garantías en la investigación", ha asegurado. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega ha pedido respeto y prudencia. "En ocasiones se pone en duda el buen hacer de los profesionales", ha afirmado. En relación a la propuesta del PP de crear una subcomisión en el Congreso sobre seguridad aérea, la vicepresidenta ha recordado que existen una serie de protocolos y normas europeas encargadas de la seguridad, pero ha mostrado su disposición a considerar la iniciativa de los populares.