Mercados

La caída del crudo castiga a los fondos de materias primas

La época dorada de los fondos de materias primas, una de las pocas categorías que junto a los emergentes había conseguido salvarse de la crisis, parece haber llegado a su fin. En los últimos tres meses, estos productos obtienen ya de media pérdidas superiores al 15%.

La fuerte corrección registrada por el precio de las materias primas (desde junio, el petróleo ha bajado casi un 9%, el oro un 6,5%, el níquel cerca de un 10% y el zinc más de un 11%) ha frenado en seco la escalada de los fondos que invierten directamente en estos productos o en compañías relacionadas con el sector. De los 115 fondos de esta categoría, sólo tres ofrecen una rentabilidad positiva en los últimos tres meses y éstas apenas superan el 1%, según VDOS Stochastics. La media, aunque no ponderada (ésta se realizada en función del volumen de patrimonio de cada fondo), arroja una pérdida superior al 15% en este periodo, frente a las ganancias de dos dígitos de hace unos meses. Los peor parados son dos hedge funds gestionados por Blackrock Investment, con rendimientos negativos de más del 28% en ambos casos.

'Esta situación es mucho más lógica que la anterior. El enfriamiento en el precio de las materias primas es normal ya que la economía ha perdido fuelle y sería raro pensar que no se viera afectada por ello la demanda de materias primas. Los países emergentes, de donde procede la mayor parte de la demanda, notarán en su crecimiento la debilidad occidental', explica Víctor Alvargonzález, consejero delegado de Profim. Este experto reconoce que se trata de un mercado muy especulativo, por lo que no hay que descartar una recuperación. Aún así, considera que la burbuja que existía se ha desinflado, pero no del todo.

Hasta hace poco, los fondos de materias primas, junto a los emergentes, eran de las pocas alternativas de esta industria que habían logrado permanecer a salvo de la crisis. De hecho, algunos lucen un saldo muy positivo en los últimos 12 meses, como es el caso de tres fondos gestionados por Julius Baer y uno de Goldman Sachs, con rentabilidades entre el 36% y el 38%.

Para algunos expertos, existen oportunidades de inversión. 'Aunque el sentimiento del mercado con las empresas de materias primas es muy negativo, son las que mejor han funcionado en los últimos años. Además, en sus valoraciones no se cometieron los excesos de las puntocom', afirma Joaquín Casasus, socio-director de Abante Asesores. Una opinión que comparte Fernando Fernández, responsable de gestión de Inversión, que asegura que 'las compañías vinculadas a materias primas no se han beneficiado de las subidas y, sin embargo, han recogido sus caídas. Sus valoraciones actuales son ridículas'. Añade que si se estabilizan los precios, el sector lo puede hacer bien. 'Recomendaría no invertir directamente en materias primas, pero sí en empresas relacionadas con ellas'.

Los fondos de Bolsa especializados en materias primas y metales preciosos han caído, según la clasificación de Lipper, un 21,55%, sólo superados por los fondos del sector inmobiliario (-31,5%) y el financiero (-24,74%).

Reembolsos de 263.000 millones hasta marzo

No sólo las Bolsas han sido golpeadas por la crisis que estalló hace ya más de un año. La industria de los fondos de inversión vive uno de sus peores momentos, con fuertes caídas de patrimonio y una sangría de reembolsos. Según los últimos datos difundidos por Efama, la asociación europea de fondos de inversión, el volumen en fondos ha caído otro 11,7% en el primer trimestre de 2008, hasta los 15,7 billones de euros. Por regiones, los mayores descensos se han producido en Japón, con un descenso del patrimonio del 12,5%, seguido por Europa con un retroceso del 8,2%. En esta última área, el patrimonio en fondos se cifra ahora en 5,65 billones de euros. Se trata del segundo mercado de más tamaño, por detrás del estadounidense, con 7,81 billones de euros.

Sólo en el primer trimestre del año se han producido reembolsos netos por 263.000 millones de euros. Esta cantidad se suma a los 1,12 billones de euros que se produjeron en 2007 y se convierte en la cifra más alta de los últimos años. En el conjunto de 2004, cuando la industria vivía un momento dulce, salieron un total de 362.000 millones de euros.

La estampida ha afectado sobre todo a los fondos de renta variable pura, con salidas netas por un importe de 88.000 millones de euros entre enero y marzo, así como a los mixtos, con 10.000 millones de euros en reembolsos. En el otro lado de la balanza figuran los fondos monetarios, que han recibido entradas netas por 325.000 millones de euros. Los de renta fija también cierran el trimestre en positivo, con 9.000 millones de euros nuevos. El resto de categoría han sumado un total de 28.000 millones de euros.