Catástrofe aérea en Barajas

Las cajas negras del avión de Spanair se analizan en Londres

Las cajas negras del avión de Spanair siniestrado hace ahora una semana se trasladaron al Reino Unido para ser analizadas allí. La comisión que investiga el accidente, que depende de Fomento, reconoció no ser lo suficiente competente para analizarlas en España por el estado de deterioro que presentaban.

La Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac) reconoció ayer sus limitaciones. El secretario de la comisión y director de la investigación del accidente del avión de Spanair del pasado miércoles, Pablo Palomar, informó ayer que las cajas negras del MD-82 siniestrado se enviaron el jueves a la comisión homóloga británica porque 'tienen los mejores medios que se pueden tener' para recuperar datos de registros afectados por el impacto y el fuego.

El propio Palomar asumió que la comisión británica es la que más capacidad de análisis tiene en estos casos y la que goza de mejores instalaciones (situadas en Farnborough, una localidad cercana a Londres). Además, recalcó que aunque no fue necesario, sus 'colegas británicos' les hicieron un ofrecimiento inmediato. El análisis de las dos cajas negras facilitará información sobre el registro de voces de la cabina y sobre los parámetros del vuelo.

La investigación

A una semana del accidente, el director de la investigación no dio apenas datos sobre el suceso. Palomar -que remarcó en varias ocasiones que no dará información hasta que no estén contrastados los datos- adelantó que las primeras pesquisas revelan que el avión accidentado en Barajas impactó primero en el suelo con la cola, en la zona cercana a la pista, de forma que se desprendió el cono de cola (la parte trasera). En ese momento el MD-82 se desplazó en el suelo 1.200 metros hasta su parada en el arroyo, más allá de las pistas. En ese trayecto tuvo tres saltos coincidiendo con tres desniveles.

Esta fue la única referencia clara que pudo aportar ayer la comisión ya que insistieron en no querer hacer hipótesis sobre lo que podría haber ocurrido. A pesar de tener en su poder una gran cantidad de objetos con información (entre los que se encuentran los motores, las cajas negras y las reversas) muchos de ellos aún no han sido analizados. El director de la investigación llegó a admitir que él mismo no había visto el vídeo de seguridad de AENA en el que se muestran las primeras imágenes del avión siniestrado, a pesar de que lo tuviera en su poder desde el pasado jueves. 'Esto no quiere decir que otros investigadores no lo hayan visionado', añadió. La comisión informó que en un máximo de un mes emitirán un primer informe con las primeras conclusiones.

Hasta ayer habían sido identificados 105 cuerpos de víctimas del accidente.

Un avión con más problemas

Tan sólo 25 días antes del fatídico accidente de Barajas, que costó la vida a 154 personas, el avión de Spanair bautizado como Sunbreeze tuvo un incidente antes de que despegara un vuelo de Palma de Mallorca rumbo a Copenhague. Durante el rodaje del avión por la pista el piloto detectó un problema en las ruedas y decidió volver al parking para que los mecánicos revisaran el avión. Tras 35 minutos de inspección el avión partió hacia la capital danesa, según aseguran Spanair. Este incidente es el último del que se tiene noticia antes del accidente en Barajas.

Por otra parte, las cancelaciones que están sufriendo en estos días algunos vuelos de la compañía (ayer fueron 19) se deben, según el sindicato CC OO, al miedo y la precaución lógicos después de sufrir un accidente. La compañía, que ya ha empezado a pagar los 25.000 euros de adelanto de indemnización, asegura que son cuestiones operativas que también afectan a otras aerolíneas.