Bolsa de Nueva York

Wall Street rebota 'in extremis' pese a la fuerte subida del petróleo

Contra viento y marea. La Bolsa de Nueva York remó a contracorriente de los datos macroeconómicos, y al contrario de lo ocurrido en las plazas europeas pudo resistir la presión del encarecimiento en más de cinco dólares del petróleo.

El Dow Jones pudo esquivar las pérdidas en la recta final y sumó un 0,11%. Al igual que el S&P 500, que avanzó 12 puntos, hasta los 1.277, al subir un 0,25%. El mercado tecnológico, sin embargo, no pudo levantar los números rojos iniciales y retrocedió un 0,36%.

Los datos macro tenían la apertura de la Bolsa de Nueva York. El instituto Conference Board confirmaba los síntomas de desaceleración de la principal economía del mundo en la segunda mitad del año. El índice de indicadores líderes, también conocido como índice de tendencia futura, registró un descenso del 0,7% en julio.

Ligeramente peor de lo esperado fue el índice publicado por la Fed de Philadelphia, y que sigue dando muestras de contracción en la actividad manufacturera de la costa este norteamericana.

El sector energético salió fortalecido del encarecimiento del crudo. Chevron y Exxon se apuntaron respectivos 2,38% y 1,95%. Por su parte General Electric repuntó un 0,35%. Hewlett Packard se alzó un 0,63% al calor de los buenos resultados publicados ayer, mientras que el gigante del aluminio Alcoa sumó un 1,36%.

Al rebote del Dow Jones también contribuyó IBM. Sus títulos se revalorizaron hoy un 0,39% y ya acumulan una subida del 13,9% desde enero.

En el lado de las pérdidas, la aseguradora AIG restó un 4,9%, al igual que General Motors que perdió un 2,9% después de anunciar que invertirá 500 millones de dólares en su planta de Ohio para construir su nuevo auto compacto, el Chevrolet Cruze.

En cuanto al sector financiero, continúan los nubarrones. Si ayer fue Goldman, hoy Citi rebajó sus estimaciones de resultados para los principales bancos estadounidenses de inversión de cara al tercer trimestre. JP Morgan retrocedió un 2% y Bank of America un 0,8%.

Sin embargo, los títulos de Lehman Brothers, el más castigado en estas previsiones, cerraron casi planos a pesar de que su salud es la más cuestionada entre los bancos de Wall Street. Lehman Brothers ha asumido un golpe de 7.000 millones de dólares por amortizaciones ligadas a créditos y pérdidas desde que comenzó la crisis global, y se prevén más.

Además, el rotativo Financial Times aseguraba que el cuarto mayor banco de inversión en EE UU había mantenido conversaciones secretas en dos ocasiones con la mayor correduría china, CITIC Securities y el banco estatal surcoreano para llegar a un acuerdo sobre la venta de hasta un 50% de su capital social.

Mal día para las aerolíneas

Jornada de números rojos en el sector de las aerolíneas. Al igual que en Europa, el alza del precio del crudo -que debido a las tensiones entre EE UU y Rusia subió hasta los 121,48 dólares- y las malas previsiones de la IATA hicieron mella en las aerolíneas americanas.

Y es que el director de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) señaló el miércoles que las aerolíneas podrían perder más de 6.100 millones de dólares - 1.074 millones de euros al cambio actual- a nivel global en 2008 debido a los altos precios del petróleo y la inestabilidad geopolítica provocada por un mayor consumo en Asia.

Al cierre Delta Airlines cedió un 4,4%, mientras que Northwest perdió un 4,8%. Además, los títulos de AMR, empresa matriz de American Airlines, se devaluaron un 2,7%.