Mercados

Los fondos cotizados superan el frenazo de una inversión colectiva

Frente a la recesión de la industria de los fondos de inversión clásicos, que en España han perdido un 17,9% del patrimonio en 2008, los fondos cotizados (ETF) aguantan el temporal y crecen un 3,23% en el segundo trimestre respecto al primero, según Lipper. Los ETF bajistas son los que más crecen.

Los ETF son de los pocos productos ganadores en medio de una reticencia generalizada a la inversión financiera. Así lo reflejan las caídas de los volúmenes negociados en Bolsa española (-18,7% hasta julio), warrants (-39,4%) y la huida masiva de los fondos de inversión, cuyo patrimonio retrocedió un 3,8% el mes pasado.

Este peculiar tipo de fondo de inversión, que se limita a replicar un índice en lugar de apostar por la gestión activa, ha conseguido atraer el dinero de los ahorradores. Al menos de los europeos, puesto que los activos bajo gestión de los ETF en el Viejo Continente superaron por primera vez los 100.000 millones de euros a finales de junio, según un informe elaborado por la consultora Lipper.

El incremento tiene especial mérito, puesto que el valor de los activos se han visto dañado por los fuertes retrocesos de las Bolsas en el periodo. Sin ir más lejos, el Ibex 35 se dejó un 20,65% en los seis primeros meses del año. De hecho, para encontrar el secreto de su éxito hay que recurrir al auge de los ETF bajistas o inversos, que, precisamente, tienen la virtud de ganar con la caída de los índices. Así, el segmento que incluye estos fondos fue el que más dinero atrajo durante los seis primeros meses del año, al crecer un 21,58%.

En España no existe ningún ETF que gane con las caídas del Ibex 35, pero BBVA y Lyxor se proponen comercializarlo una vez que BME haya lanzado la licencia, previsiblemente a partir de septiembre, según fuentes del mercado. Con todo, son varios los intermediarios financieros que ofrecen la contratación de ETF inversos sobre otros índices europeos o estadounidenses, como el Euro Stoxx 50, el Dow Jones o el S&P 500.

En general, el futuro de este producto es excepcionalmente positivo a juicio del último informe sobre ETF elaborado por Morgan Stanley, que vaticina que su patrimonio se elevará hasta superar los 2 billones de dólares (unos 1,28 billones de dólares) en 2011. El banco de inversión identifica varios factores que propulsarán su crecimiento, entre los que destaca su popularización entre los inversores institucionales, como otros fondos de inversión o de pensiones.

El volumen negociado sube en España

Llegaron a la Bolsa española en julio de 2006 y desde entonces han registrado un importante incremento en su negociación. En los siete primeros meses de 2008, negociaron 4.909 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 122,8% respecto a 2007. Sin embargo, el mercado de ETF cuenta ya con un jugador menos, puesto que Santander Asset Management ha decidido liquidar los cuatro productos que comercializaba hasta el momento.