Tragedia en Barajas

El avión siniestrado llevaba nueve años en la flota de Spanair

El avión que ha caído esta tarde en el aeropuerto de Barajas (Madrid) al intentar despegar con 164 pasajeros y nueve tripulantes es un modelo MD-82 (McDonell Douglas), destinado a vuelos de corto y medio alcance y diseñado por la compañía estadounidense Boeing dentro de su línea de aparatos M-D. Los MD-80 -modelo del que sale el MD-82 siniestrado hoy) recibieron el certificado de la Federación de Aviación en agosto de 1980 y empezó a volar en octubre de ese mismo año.

En concreto, el aparato siniestrado hoy tiene 15 años de antigüedad, nueve con Spanair, y fue revisado por completo el pasado 25 de enero, fecha desde la que no ha sufrido incidencia alguna Según ha informado el director comercial de la aerolínea, Sergio Allart, en rueda de prensa tras el trágico accidente, Spanair barajaba un plan de revisión de la flota para deshacerse de los aparatos más viejos. El portavoz hoy de la compañía no ha confirmado, sin embargo, si el MD-2 estrellado hoy formaba parte del plan.

McDonell Douglas fue adquirida por Boeing en 1997. Dos años después dejó de fabricarse el modelo MD-82. El avión lleva una configuración que puede variar en función de si lleva clase business y turista, o únicamente la segunda. En el primer caso el número de plazas es de 172 y en el segundo son 152 en turista y el resto en la clase superior.

El MD-82 monta unos motores Pratt&Whitney JT8SD, cuenta con una autonomía de 3.800 kilómetros y una velocidad de crucero de 811 kilómetros por hora, con un peso máximo en despegue de 67.800 kilogramos. Posee una longitud de 45,1 metros, una envergadura de 32,8 metros y un máximo de techo de 9,05 metros.

Spanair tiene en su flota, formada por 63 aviones, un total de 36 unidades de la serie MD.