Coyuntura económica

El clima económico en Latinoamérica sigue deteriorándose, según un estudio

El clima para los negocios en Latinoamérica, que ya se había deteriorado en el primer trimestre del año, mantuvo su trayectoria negativa en el segundo trimestre, según el estudio Sondeo Económico de América Latina divulgado hoy. El llamado Índice de Clima Económico (ICE) de América Latina, que había caído desde 5,2 puntos en enero hasta 4,9 puntos en abril, bajó a 4,6 puntos en julio, según el estudio realizado conjuntamente por la brasileña Fundación Getulio Vargas y el Instituto de Estudios Económicos de la Universidad de Múnich.

El índice se situó en julio 0,5 puntos porcentuales por debajo del promedio de los últimos diez años (5,1 puntos) y alcanzó su nivel más bajo desde abril de 2002. El clima de confianza para los negocios en América Latina ha caído de forma constante desde julio del año pasado, cuando se situó en 5,9 puntos. En octubre de 2007 ya había bajado a 5,6 puntos como consecuencia de la crisis financiera en Estados Unidos y sus posibles efectos en Latinoamérica.

"El deterioro del índice en América Latina sigue una tendencia Mundial. El índice para el mundo cayó de 4,6 puntos en abril a 4,1 puntos en julio", según el estudio. "Pero mientras que el clima económico continúa en caída en Latinoamérica, en el mundo la recesión está en su peor fase", agrega.

El informe aclara que el deterioro del clima económico en Latinoamérica está más relacionado al pesimismo en torno a las expectativas futuras que frente a la situación actual. El Índice de Clima Económico (ICE) es un promedio entre el Índice de la Situación Actual (ISA) de la economía y el Índice de Expectativas (IE) para los próximos seis meses.

Mientras que el índice de la situación actual en Latinoamérica apenas cayó 0,1 puntos, desde 5,8 puntos en abril a 5,7 puntos en julio, el indicador sobre las expectativas futuras bajó de 4,0 puntos a 3,4 puntos en el mismo período.

"La situación actual es evaluada como satisfactoria y está mejor que el promedio de los últimos diez años (4,7 puntos), en tanto que la percepción sobre el futuro está dos puntos por debajo de la de julio del año pasado (5,4 puntos) y del promedio de los últimos diez años (5,5 puntos)", afirma el informe.

"La combinación en América Latina de un índice de situación actual satisfactorio con un índice de expectativas negativo indica que la región está en una nueva fase descendiente del ciclo económico. En el mundo en general tanto el índice de situación actual (4,7 puntos) como el índice de expectativas (3,5 puntos) muestran el deterioro de las condiciones", agrega.