Vivienda

El precio de los pisos baja, pero no en Barcelona

Los precios de la vivienda en Barcelona se resisten a bajar pese a la drástica caída en las operaciones de compraventa, según señalan las estadísticas del ayuntamiento, publicadas en el último número de "Barcelona Economía", correspondiente a junio.

Así, el m² de vivienda nueva en Barcelona alcanzó en el primer trimestre del 2008 un precio de 4.939 euros por metro cuadrado, lo que supone una subida del 11,6% respecto al mismo período del año anterior, todavía muy por encima de la inflación española en el mismo período,

Con el m² residencial de segunda mano pasa lo mismo y a 31 de marzo su precio alcanzaba los 3.629 euros, un 4,6% más que en los tres primeros meses del año anterior

El estudio señala que "el ajuste a la baja de la renta de las familias y de su capacidad de endeudamiento aconseja centrarse en las tasas intertrimestrales", pero ni así se consigue cifras de caída de precios de la vivienda en la capital catalana.

Si se compara el cierre de 2007 con el primer trimestre de 2008, la vivienda nueva se estanca en esos tres meses, y sitúa su aumento en un 0,3% más, pero no baja, y en cambio la de segunda mano todavía sube más, con una escalada del 5,6%.

Este hecho sorprende porque si se compara con las ciudades cercanas, o con urbes equivalentes, en ambos casos se están produciendo crecimientos mucho más bajos o incluso bajadas.

Así, en L'Hospitalet de Llobregat los precios de la vivienda nueva a 31 de marzo -3.730 euros el metro cuadrado sólo crecieron un 0,6%, y los de segunda mano -3.236 euros el metro cuadrado- apenas un 2,7%, siempre comparándolos de manera interanual

Al norte de la capital catalana, en Badalona, la vivienda nueva subió un 8% -3.557 euros el metro cuadrado- en un período interanual y la de segunda mano apenas un 3,3%, hasta los 2.941 euros el metro cuadrado.

Si se mira hacia Madrid, una gran ciudad comparable con Barcelona, los resultados son todavía peores: en la capital de España los precios no sólo son más baratos -4.193 euros el metro cuadrado para la vivienda nueva en el primer trimestre-, sino que además cayeron un 1,9% en los últimos doce meses, mientras que los pisos usados perdieron un 0,5% de su valor en el mismo período para situarse en 3.760 euros el metro cuadrado.

Las alzas en la capital catalana sorprenden en un momento de fuerte caída de las operaciones en Barcelona, según los datos del Colegio de Registradores de la Propiedad.

Estas cifras arrojan una bajada del 46% en el número de operaciones en la provincia de Cataluña, básicamente en el mercado de segunda mano, durante los tres primeros meses de 2008.

A 31 de marzo el porcentaje de las operaciones de segunda mano suponía sólo el 55% del total, cuando un año antes este tipo de transacciones eran el 62% de toda la provincia de Barcelona.

Según los autores del estudio, en la capital catalana se está produciendo una ralentización de los precios, pero éstos no dejan de subir pese a la crisis inmobiliaria.

Para el conjunto de la corona metropolitana de Barcelona, el informe apuesta por que "la persistente pérdida del mercado de trabajo, sumado al encarecimiento de la financiación, auguran descenso de precios más acentuados y generales durante el 2008".

En este sentido, y tomando el conjunto del área metropolitana, constata "le proceso de estancamiento y descenso de los precios para el nuevo techo".

Un descenso que en Barcelona se resiste a mostrarse en las cifras oficiales, ya que en 2007 todavía subió un 2,5% para la vivienda nueva, lejos, eso sí, de los incrementos por encima del 10% anual que marcó en buena parte del período 2001-2006.