Mercados

Los expertos prevén nuevas depreciaciones del euro

El giro de 180 grados en las previsiones sobre la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) se ha trasladado directamente a la cotización del euro. La moneda única ha perdido un 7,2% contra el dólar desde el máximo histórico y los expertos anticipan una senda bajista que se adentrará en 2009.

Va para largo. El euro pierde terreno frente al billete verde, que ahora cotiza cerca de 1,5 dólares por unidad, frente a los 1,6 de hace un mes. La referencia que manejan los expertos para finales de año es de 1,45 dólares. El debilitamiento continuará durante 2009 hasta llevar el cruce a cotas de 1,35 o 1,3 dólares por unidad.

La moneda de los Quince se ha depreciado un 7,25% desde que llegó a cambiarse a 1,6038 dólares el 15 de julio. El mercado le ha dado la vuelta a las expectativas de tipos: el mercado ha pasado de descontar un alza de tipos a esperar ahora que el BCE relaje la política monetaria hasta el 3,75% o el 3,5% frente al 4,25% actual. 'La preocupación del BCE por el crecimiento es mayor porque la economía está mostrando un debilitamiento mayor del esperado', expone Marián Fernández, responsable de estrategia de Inversis.

'Los indicios de una brusca desaceleración en el crecimiento del PIB de la eurozona evitarán que el BCE vuelva a subir los tipos este año', confirman desde Lloyds TSB Corporate Markets; esta firma pronostica que la moneda única 'se depreciará significativamente' durante los próximos 18 meses.

Los últimos datos de actividad han puesto negro sobre blanco la fragilidad de la eurozona. Las cifras adelantadas del PIB del segundo trimestre reflejan una contracción trimestral del 0,2%, es la primera vez que ocurre en la eurozona. La locomotora regional, Alemania, experimentó un crecimiento negativo del 0,5% y España tampoco puede presumir demasiado, pues la expansión fue de sólo un 0,1%.

Por contra, la expansión de EE UU en el mismo periodo es del 1,9%. 'La demanda de exportaciones de productos y servicios estadounidenses ha aumentado un 4% entre mayo y junio, el mayor incremento en cuatro años y medio, mientras que las importaciones han avanzado ligeramente. Las excelentes cifras de la balanza comercial han sorprendido al mercado' confirma el banco Pictet.

Distinta velocidad

Hay que recordar que los dos grandes bancos centrales actúan a un ritmo muy distinto. La autoridad monetaria europea ha empleado algo más de dos años y medio en llevar los tipos del 2% al 4,25%, mientras que en el mismo lapso de tiempo, la Fed ha conducido el precio del dinero del 3,5% al 5,25% primero y después lo ha rebajado hasta el 2%.

La tendencia a largo plazo apunta al alza del dólar, pero los expertos aconsejan no dejarse llevar por el entusiasmo en el corto plazo. 'El BCE no va a cambiar el sesgo inflacionario en las próximas semanas; un movimiento por debajo de 1,485 parece poco probable', avisa Michael Klaiwitter, de Dresdner Kleinwort. El cometido del BCE es anclar la inflación, para asegurar el crecimiento. El IPC de la eurozona es del 4%, el doble que el objetivo oficial.

La eurozona la integran Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta y Portugal.

Los expertos opinan

Adrian Schmidt. Royal Bank of Scotland

'La principal razón del descenso del euro es el cambio de expectativas sobre el BCE. El mercado está esperando ahora que el banco baje los tipos el año que viene y eso es algo con lo que nosotros también contamos. Nuestra previsión es que el tipo de cambio se sitúe en 1,35 dólares dentro de 12 meses'.

Michael Klaiwitter. Dresdner Kleinwort

'Las previsiones de inflación han empezado a bajar, la economía europea afronta el riesgo de una recesión y el potencial de decepción es mayor ahora que en EE UU. Con estos elementos, lo más previsible es que el euro se debilite considerablemente, con una proyección 1,35-1,3 dólares para dentro de un año'.

Marián Fernández. Inversis

'El dólar ha sido la divisa maldita y ahora recupera protagonismo: la expectativa sobre la Fed es hacia arriba y la del BCE es que baje tipos; la economía americana se está manteniendo e incluso mejora y en la UE la tendencia del crecimiento es a la baja... La perspectiva es que el fortalecimiento del dólar continúe'.

William Davies. Threadneedle

'Trichet ha reconocido que la economía se desacelera y ha indicado que han terminado las alzas de tipos. La inversión en la tendencia del euro da un respiro a los países europeos que han padecido una combinación del deterioro de rentabilidad empresarial y del telón de fondo económico'.

Ángel de Molina. Tressis

'El cambio de discurso abre la puerta a posibles bajadas de tipos. La desaceleración económica de la eurozona está bastante clara, pero todavía tienen que pasar muchas cosas para que ese descenso de tipos se materialice. En principio, la perspectiva es de más debilidad para el euro'.