Crisis

¿Larga vida al mercado bajista?

Cuando la crisis se aleje, a los tres meses de tocar suelo, la recuperación será en vertical.

Impredecible e incuantificable. Ponerle puertas al mercado bajista (caída del 20% o más desde máximos) parece una tarea ciclópea. Predecir sus estragos, señalar damnificados, calcular su profundidad o anunciar un final es tarea difícil. Todavía más, dicen los analistas, en esta crisis de origen financiero, donde el sector bancario se guarda quién sabe cuántas sorpresas, como nuevas provisiones o resultados peores de lo esperado.

La gestora estadounidense Fidelity ha comparado los últimos cinco mercados bajistas en Europa desde 1970. De media, las caídas superaron el 33%. La más agresiva se produjo entre 1999 y 2002 con el estallido de la burbuja tecnológica, y la de menor calado aconteció entre julio y septiembre 1990, del 20,9%, con motivo de la crisis inmobiliaria en Estados Unidos, Europa y Japón. Todos ellos reflotaron a los tres meses del suelo y en espirales alcistas similares. Una marca que podría llevar a predicciones futuras. Pero cuándo sucederá el desplome de esta crisis y a qué cota es un misterio por sus peculiares características.

A nivel de Ibex 35, Antoni Bellfill, analista de GVC, envida a un suelo de entre 9.500 y 10.000 puntos, que el mercado dibujará 'cuando el sector bancario deje de emitir profit warnings (advertir de resultados menores de los previstos), en el segundo semestre de 2009, cuando se relajen las tensiones en el interbancario y asistamos a mayores niveles de confianza'. Bellfill discrepa del pronóstico de Fidelity. La gestora encuentra varias similitudes entre la actual crisis económica y la padecida por Estados Unidos en 1990 (debilidad inmobiliaria que se extendió al sector financiero y un precio del petróleo creciente). 'El corazón de la economía está tocado y, hasta que irregulares como las que mantienen al alza los tipos no se corrijan, no veremos luz', insiste.

El Ibex pierde el 26% de su valor desde el máximo (15.945) de noviembre de 2007

'En Estados Unidos, no se informó del final de la recesión hasta que se produjo la emisión de las cifras del PIB del primer trimestre de 19991', argumentan desde Fidelity. En el caso español, los analistas no contemplan una subida tan en vertical. El barómetro español pierde un 26,01% de su valor desde el histórico (15.945,7) del 8 de noviembre de 2007, y no se intuye un cambio de tendencia cuando los datos del tercer trimestre, 'serán, igual, malos', señala Ignacio Cantos, de Atlas Capital.

En cambio, Pablo Piquero, de Inversis, ve próximo el suelo del selectivo. 'En octubre', pronostica. Y confía en que el sector bancario no vaya a arrastrar al resto.

Japón en 1989, EE UU en 1990: dos momentos y sus similitudes

Japón aún no sale. La falta de liquidez está dificultando que la economía nipona recupere niveles anteriores a la crisis de 1989. Estados Unidos logró alejarse de los signos negativos del mercado de 1990, ocho meses después. Ambas crisis tuvieron origen distinto: tecnológico en la nipona, e inmobiliario en la estadounidense. Y ambas se extendieron al inmobiliario, contagiando al Viejo Continente. 'España no está más protegida que otras economías, y puede que ofrezca ciertos paralelismos con las crisis nipona y estadounidense de los 90', explica Pablo Piquero, de Inversis, 'pero la banca española se verá menos afectada y le costará menos recuperarse por liquidez, diversificación y disciplina'.