Caída

Los gestores de fondos prevén que la inflación baje

Bajo crecimiento, pero también inflación controlada. La amenaza del estancamiento económico con alzas de precios empieza a desaparecer de las previsiones de los inversores profesionales, que mantienen su pesimismo respecto al comportamiento de las economías.

La caída de las materias primas parece confirmar una vuelta de tuerca en la crisis, cuyo perfil es más económico y menos financiero según pasan los meses. Los gestores de fondos ya no esperan que la inflación siga repuntando; al contrario, de la mano de la caída del petróleo, los resultados de la encuesta de Merrill Lynch indican que se prevé un descenso de los precios y una política monetaria más suave de aquí a un año.

La parte mala es que, en realidad, los profesionales piensan que es la economía quien está haciendo el trabajo sucio de controlar la inflación: el 24% de los encuestados considera que el mundo está en recesión, ocho puntos más que hace dos meses.

En consonancia con estas perspectivas, el mercado ha pasado en sólo un mes de aguardar subidas de los tipos de interés (así opinaba el 50% de los gestores hace un mes) a anticipar bajadas (el 41% piensa así hoy). Las perspectivas sobre los bonos, aunque siguen siendo negativas, han mejorado ligeramente, y ya hay un 24% de encuestados que espera que bajen los tipos a largo.

DIVISAS

El euro se mantuvo en los mismos niveles de los dos últimos días, al cotizar en el entorno de los 1,49 dólares por unidad. El yen japonés, no obstante, marcó el nivel más alto de los últimos 12 meses frente a la divisa europea, en 164 yenes por euro.