Mercados

La Bolsa recupera los 12.000 puntos por la relajación del crudo y los tipos

El Ibex 35 cerró por encima de los 12.000 gracias a un nuevo recorte del precio del petróleo y al fuerte tirón de Wall Street. Los analistas, aunque no descartan que el rebote continúe, todavía aconsejan cautela.

Tocó. Y, esta vez, sí, superó el 12.000. El Ibex 35 batió ayer esta cota técnica hasta colocarse en los 12.047 tras haber amagado en cinco ocasiones durante las últimas seis semanas. En un rebote del 2,1%, el selectivo español logró romper la racha bajista en la que se encontraba desde que el pasado 1 de julio perdiera dicho soporte y marcase mínimos del año el día 15 (11.151).

Animado por el recorte del precio del petróleo del pasado viernes, que se prolongó algo mitigado ayer cuando llegó a tocar los 111 dólares, el índice español fue ganando confianza en una jornada que se caracterizó por la elevada volatilidad de las primeras horas y el exiguo volumen negociado (3.122 millones de euros). El barómetro español recibió el espaldarazo de grandes valores -como Ferrovial, Cintra, Sacyr o FCC- que lo auparon en un rebote técnicamente previsible.

En una jornada sin referencias locales, el Ibex también aplaudió el comportamiento de los parqués estadounidenses y del resto de las plazas europeas, que respiraron después de que el crudo cayera más de 40 dólares desde máximos. El Dow Jones y el S&P 500 marcaron alzas del 0,41% y 0,69% respectivamente. Además, las menores expectativas de que el Banco Central Europeo o la Reserva Federal eleven el precio del dinero -un movimiento ligado también a la moderación del precio del petróleo- dan mayor consistencia a la subida. De hecho, el S&P 500 también superó ayer una cota técnica: la de los 1.300 puntos.

Alcanzado el 12.000, se abre la veda para las apuestas sobre el comportamiento del Ibex. Mariano Aliarte, de MG Valores, asegura que hay espacio para que el rebote continúe, pero recomienda atemperar los ánimos frente a pronósticos desaforados ya que, advierte, '2009 será un año macroeconómicamente muy complicado, salpicado de malos resultados de la banca, tasas elevadas de morosidad y un consumo que tardará en recuperarse'. Por ende, y aunque considera posible que alcance la cota de los 12.200 , vislumbra nuevas caídas hasta mínimos en septiembre.

En el mismo tono templado se pronuncia Antoni Bellfill, analista técnico de GVC, quien reconoce el papel corrector del crudo, pero alerta de lo enquistado de la crisis en el sector financiero. 'Una correa de transmisión que no funciona', lo define. No obstante el segmento de la banca es uno de los que más fuel proporcionó ayer al selectivo. Popular se anotó un 5,38% y los dos grandes marcaron alzas de más del 2% y tiraron mucho del Ibex.

Eduardo Faus, de Renta 4, ve viable que el índice alcance marcas de hasta los 13.000 puntos, 'habida cuenta que el Ibex ha superado técnicamente todos los niveles de sobreventas semanales'.

Factores a favor del rebote

Tipos. La semana pasada tanto la Reserva Federal como el Banco Central Europeo mantuvieron el precio del dinero y no sugirieron que vayan a elevarlo a corto plazo. Actualmente los mercados de futuros descuentan que los tipos de interés se mantendrán invariables en las dos zonas hasta fin de año.

Petróleo. Es probablemente el factor con más peso en la revalorización de los mercados. Ha caído más de 40 dólares desde los precios máximos. Alan Greenspan, además, señaló ayer en una entrevista en Financial Timesque no ve probable una nueva subida especulativa en el precio del barril.

Bajo volumen. La menor negociación que se registra en las jornadas o en los meses vacacionales favorece la volatilidad del mercado, porque los movimientos técnicos tienen un mayor impacto en las cotizaciones. Ayer en la Bolsa española apenas se superaron los 3.000 millones de euros de contratación.

Leve repunte de los tipos a largo

Los tipos a largo plazo en la zona euro repuntaron ligeramente en la sesión de ayer, después de que un miembro del consejo de gobierno del Banco Central Europeo resaltase los riesgos de inflación en una entrevista. Klaus Liebscher señaló que los responsables de política monetaria siguen centrados en la 'preocupante' inflación, según la agencia Bloomberg. 'No hay espacio para la complacencia', apuntó. La deuda española a 10 años cerró la jornada en el 4,6%, frente al 4,584% del viernes. De todos modos, ha caído más de 30 puntos básicos desde que hace dos semanas rozase el 5%. La caída del petróleo ha mitigado las expectativas de inflación y de subidas de tipos de interés.

También subieron ligeramente las notas a más corto plazo: la deuda alemana a dos años elevó su rendimiento en tres puntos básicos. Con todo, los analistas mantienen las previsiones de la semana pasada; desde la reunión del Banco Central Europeo el consenso de los analistas es que probablemente la autoridad monetaria no suba los tipos. Los futuros sobre el euríbor a cierre de año, aunque subieron ligeramente, siguen por debajo del 5%.