Coyuntura económica

El Gobierno tomará el jueves nuevas medidas tras los últimos datos macroeconómicos

El Gobierno prevé adoptar nuevas medidas económicas en el Consejo de Ministros extraordinario del próximo jueves, al término de una semana en la que se conocerán el dato del IPC del mes de julio y el avance del crecimiento del PIB en el segundo trimestre del año, con la previsión de que ambos indicadores confirmen un nuevo deterioro de la economía.

De acuerdo con la evolución reciente de ambos indicadores, las nuevas cifras de avance de la actividad y de evolución de precios podrían revelar que la economía se ha estancado en el segundo trimestre y que la inflación supera ya el 5%.

En este contexto, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha decidido tomar las riendas de la situación y presidir la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del Gobierno (hasta ahora tarea del vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes) que tendrá lugar un día antes del Consejo, el próximo miércoles.

Dicha reunión, en la que participarán los titulares de los ministerios económicos del Gobierno (Economía y Hacienda, Industria, Turismo y Comercio, Trabajo e Inmigración, Vivienda y Fomento), servirá para hacer balance de las medidas económicas adoptadas por el Ejecutivo en los últimos meses y planificar nuevos movimientos.

Datos poco halagüeños

Antes de que se conozcan nuevos datos, el IPC armonizado del mes de julio, la antesala del dato defintivo que se conocerá el próximo miércoles, arrojó una tasa de inflación del 5,3%, el peor dato de los últimos trece años.

Por su parte, el Banco de España apuntó en su último boletín económico que la economía creció en el segundo trimestre apenas un 0,1% respecto a los tres primeros meses del año y un 1,8% en términos interanuales. A la espera del dato definitivo, que se conocera el jueves, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, apuntó el pasado sábado, durante su estancia en Pekín, que la economía podría estar creciendo "en el entorno del 1,5%".

Otros indicadores recientes atestiguan también las dificultades que por las que pasa la economía. Así, la tasa de paro ya alcanza el 10,4%, el recorte del crédito sigue haciendo mella en el consumo interno y, además, la producción industrial, el sector llamado a ser el relevo del 'ladrillo', bajó un 9% en junio, la mayor caída en más de 15 años.

Por su parte, el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, se mantiene optimista y sostiene que la inflación podría haber "tocado techo" en julio, un mes antes de lo que en principio había previsto el Gobierno, debido al descenso de los precios del petróleo en las últimas semanas.

Además, descarta un crecimiento negativo de la economía durante los próximos meses, no así crecimientos del PIB cercanos al 0% en los próximos trimestres.