Mercados

El crudo rescata al Ibex, que salva la sesión con leves ganancias

Parecía que los 'números rojos' se iban a imponer al cierre. No obstante, el Ibex ha salvado con unas ganancias del 0,20% una sesión marcada por la recogida de beneficios ante el regreso de los fantasmas de la desaceleración económica. Ha bastado que Wall Street aminorara las pérdidas gracias al descenso del precio del petróleo para calmar los temores de los inversores.

De nuevo el petróleo ha sido protagonista, aunque sólo a última hora. Las ganancias con las que amanecía hoy el Ibex 35 tras la resaca positiva de la víspera se transformaban en descensos a media sesión. El selectivo iba perdiendo fuelle desanimado por el mal dato de la producción industrial española, que encadena tres trimestres consecutivos de descensos. Además, aunque los resultados de bancos como BNP y Commerzbank han sido mejores de lo esperado, las pérdidas de la hipotecaria estadounidense Freddie Mac, de 530 millones de euros, pesaban en el ánimo de los inversores, que optaban por recoger beneficios. Por si fuera poco, Wall Street se teñía de rojo en la apertura.

Pero ha sido la inesperada subida de las reservas de crudo en Estados Unidos la que ha roto la tendencia bajista y ha provocado el rebote del selectivo español, que cerraba finalmente con un alza del 0,20% hasta los 11.774,4 puntos.

El petróleo, que parecía recuperar tímidamente posiciones a lo largo de la jornada, ha retomado los descensos y devuelto cierto optimismo a los mercados. El Brent caía a 115 dólares el barril. De hecho, el consenso de los expertos sostiene que una sostenida reducción del precio del 'oro negro' conducirá a una recuperación económica a escala global mediante una reactivación del consumo.

Las plazas del Viejo Continente se han decantado por el signo positivo. El Ftse 100 de Londres se ha revalorizado un 0,22%, mientras que el Cac 40 de París ha subido un 1,04 y el Dax Xetra ha sumado un 0,25%.

El volumen de negocio de la cuarta jornada bursátil de agosto fue elevado en Madrid y se estableció en 4.657 millones de euros.

En opinión de Banco Urquijo, ¢las expectativas económicas, en definitiva, siguen sugiriendo que cualquier recuperación de las bolsas será, por el momento, transitorias¢. Los analistas de la entidad esperan que el mensaje de mañana de Trichet, tras la decisión del BCE sobre la política monetaria de la zona euro, ¢sea algo menos estimulante para los mercados que el de la Fed. Los riesgos de fondo siguen sesgados a la baja¢.

Repsol vuelve al terreno positivo

Entre los pesos pesados del Ibex, destacó hoy Repsol, uno de los valores más castigados en las últimas jornadas. La petrolera recuperó posiciones y ganó un 1,53% hasta los 20,53 euros. Por su parte, Telefónica ganó un 0,12% y BBVA, un 0,85%.

Abengoa lideró hoy las subidas del selectivo madrileño, con un avance del 3,21%, seguida por Acerinox, que ganó un 1,90%, mientras que Popular se situó en el tercer lugar del lado positivo, con una ganancia del 1,80%.

FCC subió un 1,75% hasta a 33,71 euros y su filial inmobiliaria Realia ganó un 1,62% pese a que Citigroup bajó a 2,65 euros su precio objetivo sobre la acción.

Los valores financieros también terminaron en terreno positivo, a excepción del Santander, que cerró en tablas. Bankinter avanzó un 1,25%, por delante de BBVA, de Sabadell (+0,56%) y de Banesto (+0,51%).

Iberia continuaba capitalizando el retroceso del precio del petróleo y sus acciones sumaron un 1,44% a 2,12 euros.

En el lado de las pérdidas Iberdrola Renovables se llevó la palma con un descenso del 2,09%, seguida de Cintra, con una caída del 1,79%, y de Abertis, que bajó un 1,73%. Por debajo del punto porcentual se quedaron también Sacir, Iberdrola y Ferrovial. Las acciones de esta última que a primera hora sumaban más de un 5% alentadas por avances en el proceso de refinanciación de la deuda de su filial aeroportuaria británica, BAA, se dejaron finalmente un 1,15%.

En el mercado continuo, Zeltia sumó un 7,55% por delante de Sol Meliá, que registró un avance del 7,09%. Española de Zinc, que cayó un 6,77% protagonizó las pérdidas.

En el mercado de divisas, el euro retrocedía posiciones frente al dólar, signo que algunos inversores interpretan como una esperanza de mejora de la economía estadounidense tras la decisión de la Fed. Al cierre de la sesión, el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,5407 'billetes verdes'.