Mercados

El petróleo continua su caída y reactiva las compras en las Bolsas

Los inversores respiraron ayer aliviados gracias a los buenos resultados empresariales en Europa y al receso del precio del crudo. El Ibex subió un 2,65%, hasta 11.751,4 puntos, mientras el S&P 500 avanzó un 2,87%, su mayor alza diaria desde el 1 de abril, después de que Bernanke mantuviera los tipos en el 2% y no sugiriera subidas en el futuro inmediato.

El petróleo continua su caída y reactiva las compras en las Bolsas
El petróleo continua su caída y reactiva las compras en las Bolsas

La incuestionable depresión que arrastran las Bolsas desde comienzos de año no impide que, aleatoriamente, se disfruten sesiones de euforia extrema. Sólo se necesitan ganas y un retroceso importante durante las jornadas previas. Dos requisitos que se cumplieron ayer y a los que se sumaron algunas noticias positivas que fueron muy bien aprovechadas por los inversores.

De entre todos los ingredientes que propiciaron el rebote, el más importante fue el receso del petróleo, que llegó a descender un 3,12%, hasta 116,91 dólares, lejos del máximo histórico que marcó en 147,5 dólares el pasado 15 de julio. También los resultados ayudaron. Société Générale, aunque ganó un 63% menos en el segundo trimestre, dejó más que conforme al mercado, pues los expertos habían vaticinado una caída superior. Los bancos europeos, duramente castigados en las últimas sesiones, reaccionaron y se dejaron llevar por las órdenes de compra.

Adidas también puso su granito de arena al batir las expectativas y, por si fuera poco, Air France prometió cumplir con las previsiones para 2008. Además, la poderosa apertura alcista de Wall Street, con avances del S&P 500 superiores al 1,5% incluidos, confirmó el escenario de recuperación bursátil.

A las 20.15 horas, la Fed, como se esperaba, mantuvo el precio del dinero en el 2% y su comunicado dejó entrever que no se plantea subidas en la próxima reunión, lo que fue bien recibido en el parqué. Así, el Dow Jones y el S&P 500 vivieron sus mayores alzas diarias desde el 1 de abril, con respectivos avances del 2,94% y del 2,87%. El Nasdaq, por su parte, sumó un 2,81%.

En Europa, los principales índices concluyeron con importantes subidas, del 2,66% para el Dax alemán; del 2,47% para el Cac francés; y del 2,52% para el Ftse británico. Los sectores más castigados propulsaron el rebote, de forma que, en el Stoxx 600, las firmas turísticas, los bancos y las empresas de venta minorista disfrutaron de revalorizaciones del 6,27%, del 5,73% y del 5,46%, respectivamente.

El Ibex 35 no fue menos y se disparó un 2,65%, hasta los 11.754,4 puntos, de la mano de los grandes clásicos. Banco Santander, BBVA y Telefónica aportaron 77, 51,6 y 41,4 puntos de los 303,8 que se anotó el selectivo, y también colaboraron activamente Iberia (8,85%), Ferrovial (8,63%) y Popular (8,1%), con las mayores revalorizaciones del día.

Tras el cierre de ayer, el Ibex 35 se aleja un 7,5% del mínimo intradía de 10.934 puntos del 15 de julio. El volumen de negocio, de 4.084 millones de euros, estuvo en línea con el de las últimas sesiones. Lo que todavía no está despejado es su porvenir inmediato, puesto que los analistas técnicos aseveran que ha de superar los 12.000 puntos para albergar esperanzas de que llegue, en el mejor de los casos, hasta los 13.000 puntos. Fuera del selectivo, GAM subió un brusco 21,9%, seguida de cerca de Prisa (17,65%), editora de CincoDías, tras anunciar que Sogecable ha adquirido los derechos del Mundial de fútbol de 2010.

El turno del BCE

La reunión que celebrará mañana el BCE y tras la que comunicará su decisión sobre el precio del dinero a las 13.45 horas. No se espera que modifique los tipos desde el 4,25% actual, pero la atención del mercado se centrará en su diagnóstico de la situación. Tras el retroceso del precio del petróleo, los expertos prevén que relaje sus advertencias antiinflacionistas.

El dólar continúa con su recuperación frente al euro

La buena racha del dólar se mantuvo ayer, pese a que Bernanke dejó entrever que mantendrá una política monetaria neutra, al menos en su próxima reunión, que se celebrará el 16 de septiembre. Sin embargo, los futuros sobre tipos en EE UU daban ayer, tras conocerse la decisión, una probabilidad del 58,4% que el precio del dinero se sitúe por encima del 2% a finales de año. El dólar tocó su máximo desde el 16 de junio frente al euro, al alcanzar las 1,545 unidades por euro.

La rentabilidad de la deuda, en mínimos de dos meses

El precio de los bonos europeos continuó subiendo, lo que dejó sus rentabilidades en mínimos de dos meses. El mercado es consciente del creciente deterioro económico de la zona euro, lo que fortalece la creencia de que Jean-Claude Trichet mantendrá mañana los tipos en el 4,25%. Los expertos esperan además que relaje su mensaje antiinflacionista. Así, el rendimiento del bono alemán a 10 años se situó ayer en el 4,307%, su nivel más bajo desde el 27 de mayo.

Persisten los temores en el mercado de crédito

El índice Itraxx Crossover, que mide el riesgo de impago de la deuda europea de peor calidad, se mantiene en niveles elevados. Así, ayer se situaba 539 puntos -de los que 100 equivalen a un punto porcentual-, que suponen una leve bajada respecto a los 545,7 puntos del lunes. También se distancia del máximo de 636,3 puntos que marcó el pasado mes de marzo, pero aun así dista mucho de los 200 puntos que marcaba antes de que estallara la crisis, en el verano de 2007.

La FED analiza la situación

INFLACIâN ¢La inflación ha sido alta, impulsada por los recientes incrementos de la energía y otras materias primas¢, asevera la Fed en su comunicado. Así, advierte también que espera una moderación de los precios a finales de este año y a lo largo de 2009, si bien remarca que las previsiones continúan siendo inciertas. Como en el mes de junio, sólo uno de los miembros del comité, el presidente de la Fed de Dallas, Richard W. Fisher, abogó por subir los tipos.

CRECIMIENTO El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal constata que permanecen vigentes los riesgos que atenazan la economía estadounidense en los últimos tiempos: la situación del mercado de crédito, la contracción del sector inmobiliario y los elevados precios de la energía. Así, señala que el crecimiento puede verse afectado durante los próximos trimestres.

CRISIS DE CRæpermil;DITO Mantiene exactamente el mismo mensaje que transmitió en junio, cuando señaló que los mercados siguen sometidos a tensiones considerables. Esta situación, considera, puede influir negativamente en el crecimiento económico.